15 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Marta Domínguez fuera de la élite y condenada a la vergüenza nacional

La atleta temía que sus escarceos en política le pasaran factura pero no se esperaba que fueran los suyos los que remataran su imagen pública. La comparación con el caso Contador sorprende.

El último mazazo a la imagen pública de la atleta Marta Domínguez llegó del Consejo Superior de Deportes que dio la sorpresa este lunes al retirarle su condición de deportista de alto nivel. La condena del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) fue determinante para que la Presidencia del CSD tomara la decisión de sacar su nombre de entre los mejores del deporte español. La deportista fue sancionada el pasado noviembre con tres años de suspensión y la pérdida de varios títulos, como su medalla de oro en el Mundial de Berlín en 2009.

La exatleta y senadora por el Partido Popular sufrió el primer ataque a su reputación de manos de sus propios compañeros de partido. El PP borró a última hora su candidatura de la lista al Congreso por Madrid a las elecciones nacionales del 20D. Mariano Rajoy adelantó su salida en El Larguero días antes de conocerse el fallo del Tribunal que no pintaba bien para la que en su día fue una de las caras conocidas de su campaña electoral de 2011 y una de las atletas más laureadas de España. Domínguez se paseó por los actos populares haciendo gala de su compromiso político con la tierra que la vio nacer, Palencia, y llegó a ocupar el cargo de concejal en el Ayuntamiento por el Grupo popular durante años. 

La sospecha de que la fecha elegida para hacer pública la sanción no fue casual centró la primera entrevista que concedió la deportista a la cadena COPE a finales de enero de 2016. "Una resolución del TAS dura como mucho un mes. Con Contador fue así y a mi seis meses. De octubre a noviembre sale todo, el día que cierran las listas. No lo creo, lo sé. Una persona que me quiere joder. No es muy normal lo que han hecho conmigo", explicó para reconocer después que esa persona podría ser Miguel Cardenal, actual presidente del Consejo Superior de Deportes. 

Ahora son precisamente los dirigentes responsables del CSD quienes toman medidas para desligar la reputación del deporte español de la deportista que reconoció que entrar en política le había perjudicado. La pérdida del estatus de deportista de alto nivel pone fin también a una serie de ventajas que van asociadas a la categoría. Como la reserva de plaza en universidades o centros de estudios, planes de ayuda para la reinserción en el mercado labora, puntos extra en los exámenes para las oposiciones o beneficios fiscales. 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP