Sánchez se compromete con Puig a rehabilitar las zonas dañadas por la gota fría

El 'president' de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha pedido "máxima prudencia" a la población ante el episodio de fuertes lluvias de la DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) que afecta especialmente al sur de la provincia de Alicante y a Murcia, así como no intentar acceder a la localidad alicantina de Orihuela si no es imprescindible.

En Orihuela, ciudad aislada y cerrada al tráfico por el temporal, Puig ha coordinado este viernes una reunión de seguimiento de las actuaciones con todas las administraciones y cuerpos implicados, entre ellos la Unidad Militar de Emergencias (UME), a los que se ha sumado a última hora el Ejército del Aire.

Puig ha explicado en declaraciones al Canal 24H de RTVE que todas las vías de Orihuela con Alicante y Murcia están "totalmente cerradas" y ha advertido que la situación es "muy complicada", por lo que ha llamado a la "máxima prudencia" y ha pedido que nadie intente entrar al caso urbano. "Ahí es donde nos lo jugamos de verdad", ha recalcado.

La noche ha sido "en principio tranquila" en Orihuela, aunque las tormentas han vuelto con intensidad. Con el paso de las horas, "la situación se ha vuelto compleja por el desbordamiento del río Segura". Por tanto, los trabajos se centran en "minimizar al máximo el desbordamiento, que parece inevitable".

A su "gran preocupación" por Orihuela, Puig ha sumado la de otras comarcas valencianas, como La Ribera o La Vall d'Albaida donde ha vuelto a llover en las últimas horas. En todos los casos ha apelado a la colaboración para "conseguir el objetivo común: que ninguna persona salga dañada". "No estamos en una situación de normalidad ni mucho menos", ha enfatizado, aunque pueda parecer que para la lluvia.

Puig: "La situación se ha vuelto compleja por el desbordamiento del río Segura. Por tanto, los trabajos se centran en minimizar al máximo el desbordamiento, que parece inevitable"

Para los puntos incomunicados, en la reunión de coordinación se ha acordado sectorizar el trabajo de los cuerpos y fuerzas de seguridad para "buscar la mejor eficacia".

Sánchez, informado

Al mismo tiempo, Puig ha asegurado que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, está "permanentemente informado" de la situación, junto a la incorporación en breve del Ejército de Tierra. "Hay una atención clara por parte de todas administraciones y una coordinación efectiva", ha aseverado.

"Sánchez me ha mostrado su solidaridad y el compromiso del Gobierno para colaborar con todas las instituciones en la rehabilitación", ha afirmado, con el objetivo de "dar cobertura a las personas que lo están sufriendo con mayor virulencia".

Puig: "Hay una atención clara por parte de todas administraciones y una coordinación efectiva"

Cuando termine el episodio, la Generalitat analizará los daños y las consecuencias económicas, aunque el 'president' ha hecho hincapié en que "lo fundamental es la prevención y sobre todo la seguridad de las personas".

Hasta entonces, la prioridad del dispositivo se centra en atender las urgencias de las personas que viven en la zona afectada, por lo que ha agradecido el "gran trabajo" de todos los cuerpos, desde los bomberos hasta la Guardia Civil. La UME trabaja en evitar la entrada de agua en Orihuela con diques y maquinaria tecnificada, además del trabajo "básico" de rescate a afectados. Y el 112 atenderá "cualquier urgencia", ha recordado Puig.

Despliegue del Ejército

Por otro lado,  las Fuerzas Armadas habrán desplegado hacia las 20.00 horas de este viernes un total de 1.158 efectivos en Orihuela  y en Murcia para ayudar a la población afectada por las graves inundaciones y por el desbordamiento del Río Segura.

Además, se ha puesto a disposición de las tareas de búsqueda y rescate cuatro helicópteros y 300 vehículos tácticos ligeros y pesados, bombas de extracción de aguas y lodos y embarcaciones de rescate, entre otros.

Las actuaciones de las Fuerzas Armadas en las áreas afectadas serán coordinadas por el jefe del Mando de Emergencias, teniente general Miguel Alcañiz. Esta unidad ha establecido un dispositivo táctico en Orihuela con apoyo de la base de la UME en Valencia (BIEM III), y otro adicional en Murcia, atendido por efectivos desplegados desde Madrid (BIEMI).

El Ejército de Tierra ha desplegado 170 efectivos, del Mando de Operaciones Especiales (MOE) en Orihuela, de la III Bandera Paracaidista en los Alcázares y una sección de Ingenieros de la Brigada de la Legión en Murcia con 11 máquinas con capacidades de excavación, carga y transporte. Además, se han activado dos unidades de transporte con camiones todoterrenos pesados y con capacidad de hasta 100 personas.

Por su parte, el Ejército del Aire colaborará con 92 militares en las labores de rescate y salvamento, incluyendo dos helicópteros Sikorsky del Ala 78 de la base área de Armilla (Granada) y otros dos helicópteros Super Puma del Ala 48 que se mantendrán en alerta en la base aérea de Cuatro Vientos por si fuera necesaria su intervención.

Finalmente, la Armada ha puesto a disposición del dispositivo 96 efectivos del Tercio de Levante y de la Fuerza de Guerra Naval Especial, además de tres camiones todoterreno pesados, seis vehículos ligeros todoterreno, 10 embarcaciones. Se ha ofrecido, además, otros medios para posibles apoyos como buceadores del Centro de Buceo de la Armada con sus embarcaciones.

Comenta esta noticia
Update CMP