21 de febrero de 2018 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Así está Olvido Hormigos, la mujer a la que un vídeo porno cambió la vida

El presente de Olvido ha fundido a negro

El presente de Olvido ha fundido a negro

La de los Yébenes no atraviesa un buen momento. Son muchos los frentes abiertos y a sus espaldas lleva una gran pérdida. Su vida cambió cuando se filtró un vídeo porno. ¿Qué ha sido de ella?

Olvido Hormigos ha vuelto a la actualidad por una trágica pérdida. Su padre falleció tras sufrir un infarto mientras aguardaba su turno para comprar en la farmacia. Aunque intentaron reanimarle, todas las maniobras realizadas fueron infructuosas. Rápidamente, avisaron a la familia y a los servicios de urgencia.

La mediática asegura que le costará mucho remontar el vuelo dado que su padre, Hipólito Hormigos, era su roca: “Así como mi madre me ha reñido fuerte, mi padre nunca. Al contrario, siempre me ha apoyado”. Olvido ha reconocido que el tsunami mediático: “Afectó mucho a mi familia. En el caso de mis padres, fue un palo porque les pilló mayores y no se imaginaban algo así ni tampoco sabían cómo lidiar con ello”.

En estos días, Olvido también se enfrenta a las demandas que Alessandro Lequio le ha interpuesto por lo que ella divulgó acerca de unos supuestos encuentros entre ambos. Como se recordará, cuando la mediática hizo público ese presunto episodio, María Palacios, esposa de Alessandro, estaba en la recta final de su embarazo.

Alessandro Lequio ha interpuesto dos demandas contra Olvido

La de Los Yébenes saltó a la fama cuando se hizo público un vídeo íntimo que algún desalmado compartió para certificar lo que gente de esa calaña llama “hombría”.  El asunto generó un intenso debate social del que se hicieron eco la mayoría de los medios del país. Por desgracias, la maquinaria se había puesto en marcha y, aún hoy, Olvido sigue luchando para que la grabación no se distribuya en los sites de contenido para adultos.

En aquellos días, Olvido Hormigos era concejala del PSOE en el ayuntamiento de Los Yébenes pero dimitió. Poco después se supo que iba a participar en el concurso de Telecinco Mira quién salta. A partir de entonces, la mayoría de apoyos que había recibido se volvieron en su contra porque entendieron que aprovechaba su mal adquirida para fama para comerciar con ella.

Al recordar la vivido, Hormigos ha señalado: “Hice cosas de las que no me siento orgullosa. No debía estar bien psicológicamente para hacerlas. De hecho, he ido alguna vez al psicólogo para encontrar explicación al daño que he causado a mis padres, a Jesús (marido), a mis hijos y otras personas que tanto me quieren. Me arrepiento de mi comportamiento y no encuentro explicación al mismo”.

 

Comenta esta noticia