18 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

44.000 metros vacíos: a Colau le estallan sus mentiras sobre casas desocupadas

La alcaldesa persigue con saña anticapitalista a los propietarios de segundas y terceras viviendas desocupadas, pero una historia bien distinta se produce cuando se trata de sí misma.



Una política para los demás y una diferente para ella misma. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ejerce con brazo de hierro sus castigos contra todos aquellos propietarios que tienen casas vacías. De hecho, en septiembre del año pasado, la alcadesa de En Comú Podem anunció las 12 primeras multas puestas por el ayuntamiento a entidades bancarias que tenían inmuebles sin uso. Sin ir tan lejos, el viernes pasado el gobierno municipal aprobó una nueva tasa que gravará el coste de detectar viviendas que lleven sin ocupantes más de dos años: "El mensaje que queremos lanzar es claro: a quien tenga un piso vacío, le costará caro", aseguró el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello.

Sin embargo, el doble rasero de Colau ha salido a la luz. Según publica El Mundo, "esta persecución con vocación ejemplarizante choca con la actuación del propio Ayuntamiento de Barcelona, puesto que actualmente mantiene 11 locales de propiedad municipal vacíos, con una superficie total de 44.367 metros cuadrados". 

Así lo reconoce el equipo de Colau en una respuesta oficial remitida al PP en la que la directora adjunta de Gestión Económica del Patrimonio, Tina Sánchez, acredita que el Ayuntamiento mantiene sin uso grandes propiedades como la denominada nave B8 de Can Batlló, con una superficie edificada de 21.840 metros cuadrados. Este gran inmueble, adquirido por el Consistorio en 2014, todavía está pendiente de rehabilitación y su uso por definir.

Comenta esta noticia
Update CMP