23 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Alerta en Zarzuela: preocupa la encerrona que aguarda a Felipe en Marivent

El Rey y la presidenta de Baleares, Francina Armengol, en la tradicional recepción a las autoridades de las Islas.

El Rey y la presidenta de Baleares, Francina Armengol, en la tradicional recepción a las autoridades de las Islas.

Los Reyes inician este viernes las habituales vacaciones en Baleares y este año el Jefe del Estado va a recibir a dos anfitriones con una más que polémica trayectoria.

Los Reyes ultiman ya su desplazamiento a las Islas Baleares donde este viernes aterrizarán para iniciar sus tradicionales vacaciones estivales en el Palacio de Marivent.

Unos días de descanso que, como es habitual, arrancará con la tradicional recepción a las autoridades regionales. De los cuatro representantes institucionales que serán recibidos por Felipe VI, dos de ellos son, en buena medida, ciertamente incómodos para el Jefe del Estado por su inequívoca trayectoria antimonárquica y radical: se trata del nuevo presidente del Parlamento, Baltasar Picornell, y del alcalde de Palma, Antoni Noguera, que también se estrena en estas lides.

El Rey Felipe VI recibirá el próximo viernes en audiencia en el Palacio de la Almudaina de Palma de Mallorca a las autoridades de las Islas Baleares, en el que será el primer acto oficial de su actividad estival en la isla.

Según la agenda difundida ya por la Casa Real, el viernesa las 11.00 horas el Rey recibirá a la presidenta del Gobierno autonómico, Francina Armengol; a las 11.30 al presidente del Parlamento de las Islas, Baltasar Picornell; a las 12.00 horas al alcalde de Palma, Antoni Noguera y a las 12.30 al presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat.

Tanto Picornell como Noguera se incorporan por primera vez a estas audiencias. El primero, de Podemos, porque desde febrero remplaza en el Parlamento a Xelo Huertas, -enfrentada y purgada por su partido- y el segundo, del partido econacionalista MÉS, porque asumió la alcaldía en junio en virtud de un acuerdo alcanzado con los socialistas al inicio de la legislatura.

Picornell se caracteriza por moverse de polémica en polémica y no ha dudado en posar a imagen y semejanza del propio Felipe VI.

Por su parte, Noguera ha retirado de su despacho el retrato del Rey y ha puesto en su lugar el del último alcalde republicano de la ciudad. No obstante, sí mantiene el busto de Felipe VI en el salón de plenos.

Además de la audiencia con las autoridades de las islas, es habitual que los Reyes incluyan en su agenda de actividades en Palma una recepción a la sociedad civil balear, una cita fija en la agenda desde que el Rey fue proclamado en 2014.

Comenta esta noticia
Update CMP