08 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PSOE revienta el debate de la prisión permanente y hace llorar a las víctimas

El portavoz del PSOE, Juan Carlos Campo, este jueves.

El portavoz del PSOE, Juan Carlos Campo, este jueves.

Pese a las gestiones de la propia Ana Pastor, el portavoz socialista, Juan Carlos Campo, ha dinamitado el debate con una inapropiada intervención repleta de insultos al PP y Ciudadanos.

El estado de nerviosismo que se ha  instalado en la filas del PSOE por su apoyo a la derogación de la prisión permanente revisable -entre las críticas crecientes de los familiares de varios menores asesinados- quedó de manifiesto este jueves en el debate sobre las enmiendas a la totalidad presentadas por el PP y Ciudadanos a la iniciativa presentada por el PNV, que sigue adelante en su tramitación tras la votación en la que populares y naranjas se quedaron solos en defensa de la vigente normativa legal.

Todo transcurría con normalidad y en un clima constructivo hasta que subió a la tribuna el portavoz socialista, Juan Carlos Campo, que con una insólita y desaforada intervención literalmente reventó el debate y provoco un agrio rifirrafe entre las bancadas del PSOE y las del PP y Ciudadanos.

Fue una intervención tan impropia, seguida de una votación a favor de la derogación de la prisión permanente, que arrancó las lágrimas de algunas de las víctimas presentes en la tribuna de la Cámara Baja. Especialmente de María del Mar Bérmudez, la madre de Sandra Palo.

Y es que con Juan Carlos Quer, Juan José Cortés, Antonio del Castillo, María del Mar Bermúdez y Jessica Vargas en el Congreso, Campo acusó a los populares y naranjas de "utilizar a las víctimas y su dolor". Además, cargó de forma furibunda contra el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, por "mancillar un gesto" por haber entrado en la Catedral de Almería con la bufanda azul que su madre, Patricia, le había regalado en agradecimiento al trabajo de la Guardia Civil en este caso.

 

Campo también arremetió contra el portavoz del PP, Rafa Hernando, diputado por Almería, al que acusó de protagonizar una "vergonzosa declaración" a la salida de la capilla ardiente, cuando reclamó a los socialistas una reflexión sobre la votación de este jueves.

En medio de una tremenda bronca -pese a las gestiones que la propia Ana Pastor hizo el miércoles para que el debate estuviera "a la altura de las circunstancias-, Hernando tomó la palabra para recordar que hizo estas declaraciones en el mismo lugar que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. "Para vergonzosas las suyas", espetó Hernando a Campo. Tras esta nueva bronca, pidió la palabra la portavoz socialista, Margarita Robles.

Campo además terminó su soflama con una comparación que provocó la indignación en las filas populares al recordar en el debate a las víctimas del franquismo. "Traten igual a todas las víctimas, algunas llevan 80 años esperando su apoyo", dijo.

Y es que el estado de nerviosismo que ha atenazado a los 84 diputados socialistas en los últimos días -muchos de ellos visiblemente incómodos con la posición de Ferraz-, estalló en el Hemiciclo con esa impropia intervención de Campo, que además es juez de profesión y fue secretario de Estado de Justicia con José Luis Rodríguez Zapatero y miembro del CGPJ.

Como informó ESdiario este miércoles, la indignación entre las bases socialistas por el apoyo a la derogación de la prisión permanente ha sido constatada en todas las federaciones territoriales. Y Susana Díaz y sus diputados en el Congreso no han ocultado, siempre en privado, su rechazo a la decisión adoptada por Pedro Sánchez. La intervención de Campo anuncia más aguas turbulentas en el PSOE.

De hecho, uno de los discursos más emotivos y contundente fue el de la presidenta de la asociación feminista y vinculada a la izquierda Clara Campoamor, que asesora a las familias. Su presidenta Blanca Estrella Ruiz -uno de sus bisabuelos fue fundador del PSOE- llegó a pedir perdón por la intervención de Campo.

"Mi familia me da derecho a pedir perdón por la intervención que mi representante ha hecho en la tribuna. Nos ha insultado, nos ha hecho daño, dicen que nos manipulan", denunció. "He sentido vergüenza como socialista", apostilló. De hecho, tras la intervención de Campo se la pudo ver llorando en la tribuna de invitados.

Comenta esta noticia
Update CMP