15 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La lista de los amigos de Sánchez enchufados que escandaliza a media España

Selfie "de familia" de la Ejecutiva Federal del PSOE.

Selfie "de familia" de la Ejecutiva Federal del PSOE.

El líder socialista ha colocado ya a la mitad de su Ejecutiva en el Gobierno o en las principales empresas públicas. Muchos no tienen experiencia en sus destinos. Pero son irreductibles.

Transcurridos ya más de 50 días desde la llegada de Pedro Sánchez al Palacio de la Moncloa, PP y Ciudadanos hacen balance. Y los dos partidos que conforman la oposición hacen cuentas y destapan la escandalosa lista de enchufes en la administración pública del entorno más próximo al líder socialista en Ferraz.

La última muestra de la generosidad con los suyos del inquilino de La Moncloa -con el dinero de los Presupuestos Generales-, es el nombramiento que prepara el Consejo de Ministros y que adelanta eldiario.es: la presidencia de Salvamento Marítimo, empresa dependiente del Ministerio de Fomento que dirige el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

Y el elegido por Ábalos no ha sido un alto cargo o funcionario que conozca el área. Ni siquiera un ex responsable socialista de la etapa de González o Zapatero -como está sucediendo en los niveles intermedios de la nueva administración- sino el de un miembro de la Ejecutiva Federal que Sánchez nombró tras el 39 Congreso. Se trata de Ignacio López Cano, secretario ejecutivo de Movimientos Sociales.

Pedro Sánchez, junto al núcleo duro de su Ejecutiva Federal en Ferraz.

 

Y muchos en el PSOE se han puesto a hacer cuentas, sobre todo tras el compromiso de Sánchez de impulsar desde el Gobierno la regeneración, la elección de los mejores y el premio a las distintas "sensibilidades" y familias socialistas.

Pero Roma no paga a traidores, ha debido pensar Sánchez. Los datos son demoledores. 22 miembros de la dirección socialista de 47 -habrá más- han encontrado acomodo en los sueldos públicos más apetecibles.

Junto al presidente, tres ministros están en la Ejecutiva, tres secretarios de Estado, dos directores generales, así como varios delegados del Gobierno. Caso paradigmático, entre estos últimos, es Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, peso pesado en Ferraz y que ha sido trasladado a Andalucía.

De los premiados dos han generado especial revuelo por sus perfiles. El secretario de Economía, Manuel Escudero, al que Sánchez ha premiado con la embajada ante la OCDE, con sede en París.

Para muchos su perfil marxista casa mal con su nueva nómina: 137.000 euros y un casoplón en la capital francesa sobre el que el PSOE puso el grito en el cielo cuando su inquilino fue José Ignacio Wert. Por su parte, al responsable de Estudios y Programas, José Félix Tezanos, le ha colocado en la Presidencia del CIS.

Habrá más. Fuentes socialistas reconocen que Sánchez sigue buscando destino para dos de sus colaboradoras más valoradas, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona; y la secretaria de Ordenación Territorial y Vivienda, Beatriz Corredor. Pero sobre ambas pesa una espada de Damócles: su posible imputación por la llamada Gürtel del PSPV.

Hace siete días, la SEPI dio luz verde a los nombramientos más deseados en el PSOE. Los presidentes de Correos, Navantia, Renfe, Feve y Paradores Nacionales. Y en la primera, el exjefe de gabinete del líder socialista, Juan Manuel Serrano.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP