22 de agosto de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tenemos las cifras: Ángel Garó se hace rico a costa de su desgracia

Ángel Garó rentabiliza su momento personal más complicado

Ángel Garó rentabiliza su momento personal más complicado

El humorista se vio inmerso en una gran polémica cuando fue denunciado por su ex pareja por presunta agresión. Sin embargo, ha aprovechado la circunstancia para ganar dinero y fama.

Ya es curioso el destino que puso a Ángel Garó en el ojo del huracán del que ha salido favorecido. Como se recordará, el humorista fue denunciado por su ex pareja, Darío, por presunta agresión. El artista está en libertad con cargos mientras la investigación sigue su curso.  El asunto se ha convertido en un culebrón de los que hacen época, pues el Ángel más histriónico ha salido a la palestra. Grabaciones donde se le podía escuchar diciendo auténticas barbaridades con tono autoritario y soberbio.

De cómo es Garó en la intimidad hemos tenido constancia gracias al testimonio de dos de sus ex novio, Alexis y Darío. Ambos pintan un retrato donde Ángel pierde los papeles con facilidad y no acepta consejos. También señalan que se cree superior al resto de los mortales y que está enfadado con el mundo porque no recibe el reconocimiento que merece. En un principio, Ángel se defendió vía telefónica en Sálvame. Su hablar atropellado hacía que fuera difícil entenderle. Hasta que una tarde dejó claros sus intereses: “¡Quiero dinero!”, pronunció mientras remarcaba que Telecinco estaba ganando mucho a su costa y que quería una parte del pastel.

Desde que proclamara su grito de guerra, “¡Quiero dinero!”, Ángel ha ganado un buen puñado de euros. Ha acudido a dos entrevistas en solitario a Sábado Deluxe, concedió una tercera acompañado por su madre, ha estado en Viva la vida. Tampoco hace ascos al papel couché, ha protagonizado una exclusiva en Lecturas para enseñar su casa-palacio y hablar del mal momento que atraviesa. En la misma publicación, otro reportaje junto a su madre. A todo esto hay que sumar la colaboración semanal que ha cerrado en Sálvame.

Ya lo dice el refrán, las penas con pan son menos. Según ha podido saber Eschismografo, desde que empezara este culebrón, Ángel ha recaudado 120.000 euros. Ante sí tiene un panorama mediático económico fabuloso. Su personaje gusta a la audiencia y la televisión lo quiere bien cerca. Él lo sabe y ha dicho sí, aunque eso signifique formar parte de la misma plantilla que Paz Padilla, a la que recriminó que trabajara en Sálvame.

 

La proyección profesional de Ángel Garó se ha visto estancada en los últimos años. Aunque él asegura que no ha parado de trabajar dando clases de teatro y sobre las tablas, la realidad es que no se recuerda ningún hecho remarcable de esos días en su hoja laboral. Al contrario, quienes le han frecuentado en los últimos tiempos hablan de una persona inestable, con deudas y con un carácter que le ha costado más de una pelea con algunos de los empresarios que le han contratado. Por cierto, ¿qué ha hecho el humorista con las cantidades ingentes de dinero que ganó cuando estuvo con Isabel Gemio? Según él, cobraba 24.000 euros por minuto. Vamos, lo nunca visto. Las cosas de Ángel Garó. ¿Ficción, realidad o viceversa?

Comenta esta noticia
Update CMP