Rosario Peiró. La perito peritada

La comisaria de la muestra 'Picasso en Gósol' ha sido denunciada por la antigua conservadora jefe del departamento de pintura, Paloma Esteban.

Rosario Peiró, en la actualidad directora de Colecciones de Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) será la comisaria de la muestra 'Picasso en Gósol' que la pinacoteca nacional ha programado para la primavera de 2022. Y con tal motivo ha sido denunciada por la antigua conservadora jefe del departamento de pintura, Paloma Esteban, jubilada en la actualidad, por apropiación indebida y no consentida de un proyecto expositivo ideado por ella.

Anda revuelto el mundo del arte contemporáneo. La misma que, en calidad de perito judicial, en el llamado Caso IVAM, sostiene que, junto a su colega Begoña Torres, subdirectora general de Museos y miembro del Consejo Rector del IVAM, “reiteran dudas razonables sobre la originalidad de las obras objeto de este peritaje” (sic), es abiertamente calificada  por la ex conservadora como gestora: “el perfil de Peiró es más de gestora que de investigadora” ha declarado a propósito de este episodio.

Se da la circunstancia de que Paloma Esteban ya era conservadora del Museo, cuando se firmó, en 2006, el contrato de adquisición de obra pictórica de Gerardo Rueda con su heredero José Luis Rueda por valor de algo menos de 600.000 euros, si bien la directora era entonces Ana Martínez de Aguilar que sucedió a Bonet, que sucedió a Guirao. Peiró llegó con Borja Villel desde el MACBA catalán y desde el primer día es considerada la “mano derecha” del director.

 

Así que ambos dos, director y subdirectora, son objeto de la misma denuncia al anunciar como propio un proyecto original -que no póstumo- del año 2012 de la señora Esteban.

Se trata de demostrar la influencia en el cubismo, y particularmente en la obra del genio malagueño, del verano de 1906 que Pablo Picasso pasó en Gósol, un pequeño municipio de la comarca del Bargadá del Pirineo leridano, que hoy sufre el fenómeno de la despoblación rural y en el que apenas quedan 200 habitantes.

La polémica está servida y aunque se desconoce si la denunciante acudirá a los tribunales, el hecho en sí y la descalificación como científica que dedica a quien ejerce de perito, con rotundidad en las conclusiones y dudas en la argumentación en el Caso IVAM, no contribuye precisamente a afianzar su autorictas en este delicado asunto de Valencia. 

Comenta esta noticia
Update CMP