Qué ha pasado con la hipoteca reputacional valenciana

Luis Motes

Luis Motes

No hace tanto tiempo se lanzó el mantra de que los valencianos eran los más corruptos. Una percepción inexacta pero jaleada por ciertos lobbies y que tuvo fortuna.

Muchos de los casos denunciados y judicializados han acabado en nada de forma justa y cruel para los imputados. Con el tiempo se ha visto que la corrupción ha sido un mal más de fuera que de dentro de la Comunitat Valenciana. En Andalucía, el caso de los Eres arrancó en 2011. La sentencia, hecha pública el mes pasado, condena a 19 ex cargos de la Junta de Andalucía, incluido los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, este último a una pena de 6 años de cárcel por malversación y prevaricación continuada. Más cercano aún está el fallo que asocia al PNV con la corrupción.

Los casos que afectan a partidos catalanes y ex cargos de los gobiernos de la Generalitat son numerosos. La portavoz de Junts per Cat en el Congreso, Laura Borràs, está siendo investigada por facilitar presuntamente contratos a un amigo. Hubo un tiempo en el que la palabra presunción desapareció del diccionario cuando el sospechoso era un valenciano, asociado entonces a un 'egipcio'.

Comenta esta noticia
Update CMP