08 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La soflama desafiante de Torra ante los jueces que le pueden desalojar del Palau

Torra, en el banquillo por el juicio de los lazos amarillos.

Torra, en el banquillo por el juicio de los lazos amarillos.

El presidente catalán ha utilizado su último turno de palabra para descalificar al tribunal por "imparcial" y para advertir que aunque sea condenado seguirá en las mismas.

Ni una muestra de arrepentimiento. Todo lo contrario. Quim Torra ha utilizado su último turno de palabra en la vista oral por el caso de los lazos amarillos para lanzar una proclama desafiante y una descalificación al tribunal que le juzga.

Torra ha avisado al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) este lunes en su juicio: "Me podéis condenar pero no cambiareis la voluntad del pueblo de Cataluña".

En su turno de última palabra, Torra, que ha llegado a afear al tribunal que no es imparcial, ha dicho que el juicio contra él ha sido un juicio político que busca "alterar el panorama político catalán".

Ha reiterado su compromiso con el pueblo de Cataluña como presidente de la Generalitat y ha avisado: "Seguiré durante todos los meses que siga como presidente hasta que el Parlament me retire su confianza".

Por su parte, su abogado Gonzalo Boye, ha pedido la absolución  y ha asegurado que "hay una motivación política detrás de la actuación" de la Junta Electoral Central.

Boye ha insistido al terminar de exponer su informe, durante algo más de una hora, que el cumplimento de la orden de la JEC era inasumible por parte de Torra, y ha dicho que "lo querían sentar en el banquillo fuera por desobediencia o fuera por prevaricación".

Comenta esta noticia
Update CMP