18 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Carmen Calvo pasó su cuarentena en un lujoso ático del Estado a gastos pagados

Carmen Calvo la semana pasada en el Congreso.

Carmen Calvo la semana pasada en el Congreso.

La vicepresidenta se alojó en una vivienda de 220 metros cuadrados en la céntrica Plaza de España. Ayuso abonará 80 euros por noche en el apartahotel en el que sigue; Calvo, ni uno solo.

Como en el proverbio, la izquierda se ha quedado mirando el dedo sin importarle la luna. La polémica azuzada por el PSOE, Podemos y Más País en torno al apartahotel del empresario Kike Sarasola en el que está instalada Isabel Díaz Ayuso con coste cero para las arcas de la Comunidad de Madrid les ha permitido desviar la atención sobre otra mucho mayor. Una protagonizada por Carmen Calvo

La vicepresidenta, que tiene casa en propiedad en Madrid, ha pasado su cuarentena en un lujoso ático en pleno centro de la capital, propiedad del Estado. Y en este caso el Gobierno sí ha corrido con los gastos, lo que significa que por extensión los han pagado los españoles. 

En contraste con la presidenta de la Comunidad de Madrid, puesto que el Room Mate Group de Sarasola ha asegurado en un comunicado que Díaz Ayuso "pagará personalmente la factura correspondiente al igual que hacen el resto de los huéspedes", a razón de 80 euros la noche al tratarse de un uso del apartamento en larga estancia.

El refugio de Calvo se trata de una vivienda de 220 metros cuadrados ubicada en el número 17 de la Plaza de España, según destapó El Mundo en abril. La número dos del Ejecutivo se trasladó allí cuando recibió el alta en la Clínica Ruber -privada-, en la que permaneció ingresada entre el 23 y el 26 de marzo contagiada de coronavirus. 

En el edificio hay varias dependencias del hasta hace poco denominado Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, ahora dividido en dos. En concreto, allí está ubicado el organismo estatal de Inspección de Trabajo y Seguridad Social. 

Calvo ha estado alojada en la séptima planta, en una vivienda con una amplia terraza de frondosas jardineras desde la que la convaleciente ha podido disfrutar de las vistas y el sol de primavera. Tiene tres baños y en 2008 fue sometida a una reforma integral -polémica en su día- con acabados de primeras calidades que costó la nada despreciable cantidad de 250.000 euros de dinero público. En el pasado fue vivienda de cortesía para algunos ministros que se trasladaban a la capital, Carmen Montón la última. 

En el ático de este edificio del Estado coronado por la bandera de España ha estado Carmen Calvo.

 

La vicepresidenta ha estado en todo momento acompañada de su servicio de escolta, y de hecho en el ático hay una estancia y un baño apartado para los policías que la custodian. Calvo tiene un piso en propiedad en Madrid, pero cuando fue dada de alta en la Ruber prefirió no volver a casa, pese a que no se le conoce pareja, y además su única hija no vive con ella. 

Se desconoce si la número dos del Gobierno ya ha vuelto a su hogar o no porque desde la Vicepresidencia no facilitan esa información por tratarse de un aspecto personal. Lo único contrastable es que el miércoles pasado apareció en el Pleno del Congreso con un aspecto bastante demacrado y débil. Aunque después ha concedido alguna entrevista.

Comenta esta noticia