21 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

¿Audi e-tron o Audi Q8? Una duda para pudientes

El precio desde el que parte el primer modelo de producción 100% eléctrico de la marca de los 4 aros le sitúa como “rival” de su hermano de gama el Q8, con el que además comparte silueta.

El Audi e-tron va a ser sin duda el modelo más importante del año para la marca Premium del grupo Volkswagen. Su tracción quattro y los 400 kilómetros de autonomía eléctrica hacen de él un rival directo del Tesla Model X y del Jaguar i-Pace, pero con un precio de partida en España de 82.400 euros a nosotros se nos ocurre que sus potenciales compradores también tendrán dudas con el Audi Q8, un modelo que además cuenta con la etiqueta Eco de emisiones.

Este nuevo SUV está propulsado por dos motores eléctricos, que en modo “boost” entregan una potencia combinada de 300 kW (402 CV) y 664 Nm de par máximo, puede cubrir más de 400 kilómetros con una sola carga, según el ciclo de homologación WLTP, gracias al sistema de recuperación de energía (circulando por inercia sin pisar el acelerador o mediante la frenada), responsable del 30 % de la autonomía total.

Su batería de alto voltaje puede almacenar hasta 95 kWh de energía y los usuarios pueden utilizar las estaciones de carga de corriente continua (DC) de hasta 150 kW, lo que supone “una primicia para automóviles de fabricación en serie”. Existe también la posibilidad de recargar con corriente alterna (AC) hasta 11 kW (la recarga con 22 kW está disponible como opción).

El servicio “Audi e-tron Charging Service” proporciona a los usuarios del e-tron acceso al 80 % de las estaciones de carga de Europa. Para cargar la batería en casa, Audi ofrece el sistema de recarga “compact” (para toma doméstica de 230 voltios o trifásica de 400 voltios) y el “connect”, que duplica la potencia de carga hasta los 22 kW.

La nueva generación del sistema quattro de tracción integral que equipa el e-tron reparte el par entre ambos ejes en fracciones de segundo de manera continua y totalmente variable. Gracias a todo ello el e-tron sólo necesita 5,7 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 200 km/h.

Con sus 4,9m de largo el e-tron presenta un habitáculo muy amplio que ofrece un maletero de 660 litros de capacidad. Con los modos de conducción Audi drive select se puede escoger entre siete perfiles en función de la situación, las características de la vía o las preferencias personales e influye, entre otras cosas, en la suspensión adaptativa con control de amortiguación. Los muelles neumáticos se ajustan individualmente a las condiciones de la carretera en función de la velocidad y las preferencias del usuario y la altura de la carrocería puede variar hasta en 76 milímetros.

Estéticamente se distingue por la nueva parrilla Singleframe en gris platino y los nuevos faros LED, con cuatro pequeñas barras horizontales que crean la firma lumínica específica e-tron para las luces diurnas. Dentro del habitáculo, el “gran arco” en el que se integran los retrovisores exteriores virtuales (opcionales) se extiende a lo largo del panel de instrumentos hasta las molduras de las puertas. Estos nuevos retrovisores sustituyen a los tradicionales y llegan por primera vez a un modelo de producción en serie.

En el interior, como en el Q8 con el que de nuevo comparte muchos elementos, las dos pantallas -de 8,6 y 10,1 pulgadas- del sistema MMI touch response son protagonistas. Muchas funciones se pueden activar mediante el sistema de control de voz, así como a través de Alexa, el asistente activo de voz de Amazon. La instrumentación digital “Audi virtual cockpit” es de serie y el “cockpit plus” opcional cuenta con una tercera pantalla en la que aparece información relativa al motor eléctrico. El head-up display (opcional) complementa al resto de pantallas.

En el mercado español, el Audi e-tron ofrecerá de serie el sistema MMI Navegación Plus, con LTE Advanced y punto de acceso Wi-Fi incluidos, en el que también se pondrán consultar, a través del planificador de rutas e-tron, los puntos de recarga más adecuados dentro de los recorridos establecidos. Entre los sistemas de asistencia, destaca el asistente predictivo de eficiencia, que combinado con el asistente de crucero adaptativo, puede hacer que el SUV eléctrico acelere o frene de “forma predictiva”. El Audi e-tron es el primer modelo de la marca que permitirá -a partir de mediados de 2019- añadir algunas funciones de forma online después de la venta del vehículo.

Comenta esta noticia
Update CMP