25 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los motivos judiciales por lo que Vasile se ha cargado a Javier Ruiz en Cuatro

Javier Ruiz, en Las Mañanas de Cuatro. FOTO: Mediaset.

Javier Ruiz, en Las Mañanas de Cuatro. FOTO: Mediaset.

Follones laborales con la plantilla, demandas judiciales... y el Mundial de Rusia como excusa perfecta: el histórico programa (azote del PP) cierra por motivos diferentes a los "oficiales".

Mediaset emitía, por sorpresa, un comunicado que había que leer entre líneas y con el encabezado (o justificación) de cambios de parrilla con motivo del Mundial de Fútbol. En relación a su segunda cadena, Cuatro, decía literalmente: 

"Cuatro emitirá por su parte los partidos que se disputen en horario de day time, concentrados en su mayoría en el mediodía, por lo que sufrirán alteraciones de emisión tanto Noticias Cuatro 1, presentada por Carme Chaparro, como Las mañanas de Cuatro, motivo por el cual Mediaset España adelantará su fin de temporada al próximo inicio del mes de junio, coincidiendo con el inicio del Mundial, dando así cabida a contenidos especiales asociados a la cobertura del mayor evento futbolístico a nivel internacional".

De esta manera, Paolo Vasile ha tomado una decisión que nadie se esperaba Mediaset ha cancelado Las Mañanas de Cuatro y lo ha hecho de manera sorprendente y ha creado una tremenda desolación entre los responsables del programa y en los pasillos de Mediaset donde reinan, a partes iguales, la tristeza y la indignación.

Pero nada tiene que ver el fútbol con la cancelación del programa. En la decisión de Mediaset ha pesado un litigio judicial que viene manteniendo con parte de la plantilla de Las Mañanas, que trabaja de forma precaria (al menos así lo cree parte de la plantilla) en cuanto a sus condiciones laborales desde que Cuatro decidía hacerse con la producción del programa, en el año 2015, y no renovar a entonces productora del espacio informativo, Mandarina Producciones.

Mediaset asumía parte de esa plantilla pero con la modalidad de "contrato por Obra y Servicios" en vez de incorporarlos plenamente en la plantilla y hacer contratos de carácter indefinido. Esta situación provocaba una demanda laboral por parte de estos trabajadores, en un litigio que aún se mantiene abierto después de varios fallos judiciales a favor de Mediaset pero con sendos recursos. 

Ese pulso con Vasile ha sido el motivo que ha propiciado la cancelación del espaciador sorpresa y el fin -de momento- de Javier Ruiz. El fin es en toda regla porque no se ha hablado de su recolocación y, ni mucho menos de su regreso en septiembre. Tampoco de retomar el programa en el mes julio (el Mundial concluye el día 15, pero desde el día 3 ningún partido afecta a la franja horaria que ocupa Las Mañanas). 

Los "fulminados" están absolutamente hundidos e indignados con la decisión de Mediaset. Este lunes será, sin duda, un programa caliente. Ellos confían en su vuelta en septiembre, con un programa refundado, con otro nombre y formato renovado. 

El programa matinal de Cuatro promedia un 12% de share, más de 5 puntos por encima de la media de la cadena. 

Comenta esta noticia
Update CMP