Valencia Basket vuela hacia el título de campeón de la Eurocup

Sam Van Rossom y Matt Thomas se felicitan

Sam Van Rossom y Matt Thomas se felicitan

Valencia Basket 69 - Unics Kazan 64. Los taronja conmemoran el día grande de las Fallas mediante una gran defensa capaz de detener al poderoso conjunto ruso.

Cuando se trata de disputar choques al límite y con el cuchillo entre los dientes, Valencia Basket no acostumbra a encontrar rival en el marco de la segunda competición europea. En esta ocasión, el desarrollo del primer cuarto comenzó a hacer vislumbrar un duelo tenso y enfangado. La amenaza de marcar las primeras distancias por parte rusa (2-8 min. 4) avisaba a los valencianos de la necesidad de no demorar el momento para ponerse las pilas. Mike Tobey fue posiblemente quien mejor lo entendió, al entrar por un toda la noche inoperante Dubljevic para dejarse notar en la pintura, posibilitando de esa manera que los valencianos terminaran el cuarto con ventaja (11-10) dentro de los raquíticos guarismos que deparaba el choque.

La tónica de exiguas diferencias, aunque esta vez favorables a los rusos, continuó durante un desarrollo del segundo cuarto que deparó la inquietante para los locales noticia del despertar anotador de la estrella de Unics Kazan Errick McCollum. La consistencia defensiva del equipo entrenado por el griego Priftis - es el que menos puntos encaja en la competición - estaba a prueba de bombas en un escenario en el que ningún jugador taronja logró superar los cinco puntos en el intermedio (28-30 min. 20). 

Con únicamente Fernando San Emeterio tirando del carro de los de Ponsarnau, las dificultades para contener las envestidas visitantes eran cada vez mayores. La sombra de la ruptura era cada vez mayor (35-43 min. 27) en una Fonteta atemorizada ante la capacidad encestadora del propio McCollum, a lo que había que unir el control de juego por parte del base Henry y el oficio  que mostraba el griego Kaimakoglou. Afortunadamente y de forma providencial, Valencia Basket halló en la figura de Matt Thomas al revulsivo que permitió que el electrónico, pese al triple a tabla sobre la bocina de McCollum, se ajustara antes de afrontar un último cuarto que parecía pretender asemejarse a una cruenta batalla.

Y si hay un equipo en el torneo que ha demostrado saber desenvolverse a la perfección en torno a dicho escenario, éste no es otro que el que dirige Jaume Ponsarnau. La igualada a 58 que el luminoso registraba a falta de tres minutos hacía que el casi siempre determinante primer punto de la eliminatoria estuviera en aire... hasta que Will Thomas determinó que éste permaneciera en casa. A pesar del discreto carácter de sus primeros 37 minutos, el ala-pívot de Baltimore asumió toda la responsabilidad en el momento clave para, con tres canastas marca de la casa en el poste bajo, dejar claro quien domina en esta competición. A su particular exhibición se unía un providencial triple de Guillem Vives, siendo todo ello demasiado para un Unics Kazan que poco podría oponer para no ser apuntillado en el día de hoy. A los rusos ya sólo les queda aguardar a un segundo partido que, el próximo viernes, puede colocar a los taronja en su octava final europea.

VALENCIA BASKET: Vives (5), Matt Thomas (13), San Emeterio (14), Will Thomas (7) y Dubljevic (3) --quinteto inicial--; Abalde (5), Labeyrie (-), Van Rossom (4), Tobey (14), Sastre (-) y Doornekamp (4).

UNICS KAZAN: Henry (5), Kolesnikov (-), Ejim (11), Ndour (8) y Morgan (8) --quinteto inicial--; McCollum (16), Ponkrashov (6), Klimenko (2), Smith (4) y Kaimakoglou (4).

--PARCIALES: 11-10, 17-20, 16-18 y 25-16.
--ÁRBITROS: Zamojski, Petek y Rossi.
--PABELLÓN: Fuente de San Luis. 7.170 espectadores.

Comenta esta noticia
Update CMP