21 de febrero de 2018
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los 20 segundos de vídeo que explican por qué Granados odia tanto a Cifuentes

Los abogados de la Comunidad de Madrid intentaron que Granados siguiera en prisión preventiva.

Los abogados de la Comunidad de Madrid intentaron que Granados siguiera en prisión preventiva.

El supuesto cabecilla de la trama Púnica se la tenía jurada a raíz de una maniobra de los abogados de la Comunidad de Madrid contra él. Y ha visto ahora la ocasión de vengarse.

"Mentiroso, mezquino, miserable". Así definió este martes Cristina Cifuentes a Francisco Granados después de que el supuesto cabecilla de la trama Púnica acusara a la presidenta de la Comunidad de Madrid e, incluso, la relacionara sentimentalmente con Ignacio González.

El Partido Popular ha cerrado filas en torno a su lideresa madrileña, pero la oposición se le ha echado encima. Por lo pronto tendrá que comparecer en la comisión de investigación sobre corrupción en el Congreso -en la de la Asamblea de Madrid ya lo hizo- y su pacto con Ciudadanos, que ya estaba tocado, ahora lo está más.

En las declaraciones de Granados no era difícil adivinar algo personal contra la presidenta madrileña, y lo hay. Quien fuera número dos del PP de Madrid no le perdona que los abogados de la Comunidad de Madrid, personada como acusación particular en la trama Púnica, hicieran todo lo posible para que siguiera en prisión provisional.

Granados salió de la cárcel de Estremera en junio de 2017 después de haber pasado dos años y medio en régimen de prisión provisional. Durante su estancia, su defensa intentó en múltiples ocasiones que fuera puesto en libertad a la espera de juicio, pero tanto el fiscal como la acusación particular se opusieron. 

De hecho los letrados de la Comunidad de Madrid llegaron a solicitar al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco que se ampliara su estancia entre rejas de forma preventiva a los cuatro años, el máximo que permite la ley. Por la cantidad de dinero que tenía fuera de España, el riesgo de fuga y el temor a que "amenazara" a otros investigados. 

Granados siempre ha creído que detrás de ese intento de que siguiera en prisión provisional estaba Cifuentes. Y de hecho días después de ser puesto en libertad concedió una entrevista a 13TV en la que arremetió contra ella por haber mandado a "sus abogados" -los del Gobierno regional- "a que en vez de dos años esté cuatro en prisión (...). Supongo que quedar bien con los de Ciudadanos, seguir en el machito".

Comenta esta noticia