16 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las explicaciones más divertidas al fracaso de España en Eurovisión

Miki, el representante español en Eurovisión

Miki, el representante español en Eurovisión

España no ganó el festival, pero nadie lo esperaba. "La Venda" de Miki no logró muchos puntos, pero sí algunos de los mensajes más cómicos de toda Europa.

 

 

Hace mucho tiempo que España dejó de plantearse su participación en Eurovisión como un reto artístico. Víctima de los malos resultados, a los españoles les entró el dilema shakesperiano del Ser o no ser y lo resolvieron de la manera menos autolesiva posible: tomándoselo a cachondeo.

"Dado que no podemos ganarlo, vamos a reírnos", vinimos a decir, estimulando esa gracia tan española de desencajarse la mandíbula contra nosotros mismos a las primeras de cambio. Y si es contra otro, mucho mejor. Buena prueba es la siguiente colección de tuits, entre lo mejor de una velada que dio el cante, como siempre:

 

 

Al pobre Miki no le salió bien ni ondear la bandera de España, caída al primer movimiento, en un presagio del hundimiento que vendría luego. Ganas no le faltaron, ni tampoco a los observadores de sacarle punta al momento.

 

 

Hay que hilar tan fino como este tuitero para encontrar el parecido entre la coreografía de España y un capítulo de Los Simpson: pero para el mal, en su sentido más descacharrante, siempre hay hueco: tanto talento en las redes, tan poco al parecer en la selección de las canciones.

 

 

Y para no flagelarnos en exceso, conviene recordar que la mofa no es privativa del concursante español. Francia, Israel, Madonna o Australia se llevaron lo suyo, pero la palma recayó en este sorprendente grupo, por el que no habrá tortas para contratarlo pero sí hay cola para reírse a su costa. 

Comenta esta noticia
Update CMP