24 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ciudadanos y Vox se frotan las manos ante el último desaguisado del PP de Madrid

Casado, flanqueado por Montserrat y Garrido, números 1 y 4 de la candidatura europea.

Casado, flanqueado por Montserrat y Garrido, números 1 y 4 de la candidatura europea.

La marcha de Garrido al Parlamento europeo condena a Madrid a tener tres presidentes en cuatro años, y el último tendrá que serlo en funciones. La intrahistoria de todo es aún más kafkiana.

La entrada de Ángel Garrido en la lista del PP a las elecciones europeas aboca a la Comunidad de Madrid a una situación insólita: tres presidentes en una misma legislatura. Y el último ni siquiera podrá ser investido presidente ante el pleno de la Asamblea regional, sino que lo será en funciones.

Ésta que está a punto de acabar comenzó con Cristina Cifuentes en el despacho presidencial de la Real Casa de Correos, ha seguido con Ángel Garrido y terminará con Pedro Rollán

Garrido, que heredó la Presidencia de la CAM a finales de abril de 2018 tras la traumática dimisión de Cifuentes por el caso máster, no llegará al año en el cargo: según la legislación, tendrá que dimitir en el plazo de dos semanas para concurrir a los comicios europeos. 

Rollán, actual vicepresidente, será, por su parte, el presidente más breve de la Comunidad de Madrid. 

Esta situación kafkiana tiene una intrahistoria que aún lo es más. Garrido, con quien Casado tenía un compromiso después de no elegirle como candidato a las autonómicas, pidió encabezar la lista de Madrid al Senado. 

Según fuentes populares, no le gustaba la idea de dejar la Comunidad de Madrid en esa situación de interinidad que ahora se crea. Pero Pío García-Escudero, presidente del Senado y del PP de Madrid, quería repetir como candidato al Senado. Y después de un tira y afloja, Casado accedió a su petición. Y Garrido fue reubicado en la candidatura europea como número cuatro. 

La cabeza de cartel será Dolors Montserrat. Después irá el actual portavoz del PP en el Parlamento europeo, Esteban González Pons. En la tercera posición, Antonio López Istúriz. Y tras Garrido, en la quinta, Pilar del Castillo. Tanto González Pons como López Istúriz y Del Castillo son actualmente eurodiputados.

Así que los madrileños tendrán tres presidentes regionales en cuatro años, con el coste electoral que ello puede tener para el PP. Porque atraviesa por un momento de serias dudas sobre las opciones de los de Casado de conservar el Gobierno regional, con Isabel Díaz Ayuso como candidata. 

No tanto por el empuje de la izquierda, cuarteada en cuatro candidaturas (PSOE, la de Íñigo Errejón, la de Podemos y la de Izquierda Unida), sino porque Ignacio Aguado, el candidato de Cs, le está disputando la hegemonía del bloque de centro derecha. Y va fuerte, como también lo va Vox, que se espera irrumpa en la Cámara madrileña con mayor fuerza que en la de ninguna otra comunidad.  

Comenta esta noticia
Update CMP