27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un médico destapa la "bomba biológica" que el Gobierno permitió con el 8M

Irene Montero en la marcha del 8-M

Irene Montero en la marcha del 8-M

La OMS celebró una reunión de expertos el 3 de febrero en la que ya se avisaba de la capacidad de contagio del virus, algo que Sánchez prefirió obviar al permitir la marcha feminista.

Antonio Alarcó, vicepresidente del Colegio Internacional de Cirujanos, además de senador del PP, ha señalado que la celebración de la marcha feminista del 8M fue una "bomba biólogica, que es un concepto médico no político", ya que "hubo una carga viral por metro cuadrado en Madrid más alta que en ningún lado del mundo".

Además, el doctor ha relatado en Cope que ya el 3 de febrero asistió al Comité Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud en Ginebra donde se "dijo de la peligrosidad del coronavirus y además la trazabilidad".

 De hecho, Alarcó ha señalado que "lo más peligroso del coronavirus es que tiene una capacidad de contagio 1-4, significa que cada persona que está contagiada puede contagiar a 4 de forma exponencial, a la décima multiplicación tiene usted a miles de contagiaos. Y ya lo había avisado China y ese concepto se tenía claro y así se expresó en el Comité Ejecutivo".

Pero el médico ha explicado que las autoridades sanitarias españolas hicieron caso omiso permitiendo concentraciones de personas por lo que ha asegurado que "denominamos al 8-M la bomba biólogica, que es un concepto médico no político, donde hubo una carga viral por metro cuadrado en Madrid más alta que en ningún lado del mundo producto de la forma irresponsable de permitir una serie de actos sociales que hizo que hubo un contagio masivo con efecto dominó que colapsó el sistema".

Y es que, a su juicio, las primeras medidas que tenía que haber tomado el Gobierno eran "el aislamiento y no permitir ningún tipo de aglomeración, no hace falta ser médico para pensar en eso".

Sin embargo, lo permitió y Alarcó ha asegurado que la gestión ha sido "un descontrol absoluto, con un Gobierno que creo que está fuera de cobertura y lo más grave de todo es que no tienen ningún factor inhibitorio, le da lo mismo".

Pero además, una de las cosas que más ha indignado al senador es que "no ha habido ni una sola medida dedicada a todos los sanitarios en ningún BOE de los que se han publicado, ni una sola a favor o algo que diga qué hay que hacer con los sanitarios de este país que siguen dando la cara con medios irrisorios", lo que ha provocado que más de 50.000 profesionales hayan sufrido en sus propias carnes la enfermedad.

Comenta esta noticia