15 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Las elitistas fiestas sexuales donde solo mandan las mujeres llegan a España

Killing Kittens es algo más que una fiesta liberal es el empoderamiento del sexo femenino.

Killing Kittens es algo más que una fiesta liberal es el empoderamiento del sexo femenino.

Las máscaras guardan el anonimato y los móviles se confiscan en la entrada. Todo aquello que las invitadas quieran hacer se quedará entre ellas y sus compañeros de juegos.

La compañía Killing Kittens aterriza en España con una de sus exclusivas fiestas sexuales que pretende revolucionar a la clase alta de la Ciudad Condal. Todo está preparado para que el próximo 1 de septiembre una mansión situada en el distrito de Sant Andreu de Barcelona acoja este evento de gente guapa entregada al placer liberal. 

La filosofía de la empresa está clara, ellas mandan, porque estas reuniones sexuales son algo más que una orgía sin desenfreno o un intercambio de parejas. "Es el empoderamiento de la mujer. Una manera de que ellas exploren su sexualidad en un entorno seguro y controlado", explicó la directora de Kittens en España, Faith Trethewy. 

Ellas y sus elegidos son los auténticos protagonistas de las noche por eso la presencia de hombres está estrictamente regulada. De hecho, no hay varones solos porque no se les permite la entrada. Solo acudirán unas 2o parejas después de pasar por un estricto casting y con el visto bueno del resto de la comunidad. El resto serán mujeres solas hasta completar un aforo de 50 personas. 

La seguridad y la discreción están aseguradas con un dress code imprescindible: las máscaras para guardar el anonimato. El resto del atrezzo para integrarse en este ambiente erótico incluye lencería sexy, vestidos de infarto y complementos de lujo para ellas y trajes impecables para ellos.

Ningún detalle se deja al azar para que practicar sexo con extraños o con la propia pareja, mientras otros observan con total tranquilidad, no se convierta en un peligro; por eso, los teléfonos móviles se requisan en el hall de entrada y las drogas están prohibidas. 

Tendrás que esperar una invitación si quieres adentrarte en este exclusivo mundo liberal y además abonar una cantidad que ronda los 400 euros para confirmar tu asistencia. La responsable de estos encuentros, Emma Sayle, íntima amiga de la princesa Kate Middelton, se encargará personalmente de invitar a lo más granado de la élite española.

 

Comenta esta noticia
Update CMP