25 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Repsol pierde al reorientarse hacia las cero emisiones

Repsol ha orientado su estrategia para ser una compañía con cero emisiones netas en el año 2050, una ambiciosa meta para limitar el calentamiento global pero que le está pasando factura.

Repsol obtuvo un resultado neto de -3.816 millones de euros en 2019 como consecuencia de los ajustes realizados para sentar las bases de la nueva orientación estratégica de la compañía, que se ha marcado como objetivo ser cero emisiones netas en el año 2050. El resultado, que compara con los 2.341 millones de euros alcanzados en 2018, refleja fundamentalmente una corrección de 4.849 millones en el valor contable de algunos activos, realizado tras asumir nuevos escenarios de precios del crudo y el gas consistentes con los objetivos climáticos del Acuerdo de París.

El pasado 2 de diciembre Repsol anunció que orienta su estrategia para ser una compañía con cero emisiones netas en el año 2050, lo que la convierte en la primera de su sector en fijar esta ambiciosa meta que pretende limitar el calentamiento del planeta en concordancia con los objetivos del acuerdo, aspirando a que no supere 1,5 grados centígrados respecto a los niveles preindustriales. En la consecución de este objetivo, la compañía prevé una reducción progresiva de su indicador de intensidad de carbono sobre la base del año 2016: del 10% en 2025, del 20% en 2030 y del 40% en 2040, para avanzar hacia las cero emisiones netas de CO2 en el año 2050.

Repsol Refino

Downstream y electromovilidad

El área de Downstream (Refino, Química, Movilidad, Lubricantes, GLP, Trading, Mayorista de Gas, y Repsol Electricidad y Gas) ya ha dado avisos de los riesgos y logró un resultado de 1.456 millones de euros, frente a los 1.583 millones del año anterior. El área tuvo que afrontar un debilitamiento de los márgenes industriales que se palió en parte con una contribución positiva del negocio de electricidad y gas. Durante el ejercicio, la compañía continuó su crecimiento aquí, superando el millón de clientes, al tiempo que incorporó nuevos activos de generación renovable.

Repsol se quiere consolidar como un actor relevante en la generación de electricidad baja en emisiones en la Península Ibérica. A esto se suma el inicio de la expansión en otros mercados para convertirse en un actor internacional relevante en energías renovables. Pero todo ello va a tener un coste.  Sin ir más lejos, la volatilidad de las materias primas internacionales ha impactado de manera extraordinaria en la valoración de sus inventarios, con un efecto negativo de 790 millones, lo que ha provocado unas pérdidas netas de 487 millones de euros en el primer trimestre de 2020.

Smart Mobility Iberdrola

Por otro lado, continua dando pasos en movilidad con la red de recarga eléctrica y los servicios de comercialización de energía de Ibil. Es la movilidad del futuro, y quiere seguir desempeñando un papel clave en el suministro de energía para este ámbito en España, pero la realidad es que su rival más directo, Iberdrola, opera cada vez con más fuerza y con mayores garantías con una red de recarga que es ya el ejemplo a seguir con sus soluciones de Smart Mobility.

Comenta esta noticia