21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La "puñalada" de Junqueras a Puigdemont en el momento clave va rumbo a Waterloo

Junqueras, este lunes en una entrevista desde la cárcel.

Junqueras, este lunes en una entrevista desde la cárcel.

Se acabó la farsa. Es la guerra en el independentismo y en campaña electoral no se hacen prisioneros. El número dos traicionado firma su venganza contra el fugado.

Es la guerra total en el independentismo. Y la hora en la que se han acabado definitivamente las poses y las simulaciones. Oriol Junqueras se lanza a por Junts per Catalunya, su venganza por la traición de Carles Puigdemont, viviendo en su mansión de Waterloo a cuerpo de rey mientras su exvicepresidente hace campaña desde prisión.

El líder de ERC y candidato al Congreso ha reivindicado este lunes la trayectoria de 88 años de su partido en defensa de la independencia: "Somos los más independentistas de todos, los más republicanos de todos".

"Llevamos 88 años defendiendo la república y somos los más dialogantes de todos. No hemos renunciado nunca a dialogar ni a la república ni a la independencia. Es compatible defenderlo simultáneamente", ha expuesto en una entrevista al diario Ara.

Junqueras apela a la historia de ERC en defensa de la independencia y su voluntad de diálogo en plena batalla por dos electorados: el que se disputa con JxCat, y el que se disputa con el PSC, este último, partido con el que se disputará la victoria de las generales en Cataluña, según apuntan varias encuestas.

"Nosotros éramos independentistas cuando no lo era nadie", ha insistido Junqueras, que ha reiterado que nunca se debe renunciar a trabajar para sumar a más catalanes a este proyecto político -aunque no todo el espacio independentistas comparta esta tesis-.

El líder republicano ha asegurado que, pese a que su partido aspira a condicionar la gobernabilidad del PSOE e incluso contempla investir a Pedro Sánchez para evitar un gobierno de extrema derecha, no ha renunciado ni lo hará a la independencia.

"Pese a que nos pidan 25 años de cárcel -en el juicio del 1-O-, continuamos comprometidos", ha continuado Junqueras, una idea que el exconseller y candidato de ERC al Senado, Raül Romeva, ya expuso este domingo en un mitin en Cambrils.

 

Comenta esta noticia
Update CMP