20 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El sector se vuelca con Automobile Barcelona en su centenario

El Salón Internacional del Automóvil que organiza Fira de Barcelona promete ofrecer la mejor de las ediciones de sus 100 años de historia. Tendrá récord de marcas y de tamaño.

Barcelona promete ser un año más, y ya van 40, el centro mundial de la automoción a partir del 11 de mayo. Automobile Barcelona abrirá sus puertas con un 25% más de marcas participantes que tendrán más superficie expositora que nunca, y el presidente de este gran evento, Enrique Lacalle, se ha mostrado hoy muy ilusionado ante la prensa en la presentación que han hecho en Madrid. No es para menos, es la primera feria en celebrar 100 años en nuestro país. Resulta además clave en un momento como el actual, en el que el sector parece estar perseguido desde varios frentes y los coches de combustión tienen enemigos en todas partes, que la industria se muestre unida y presente proyectos ilusionantes como los que se verán en la ciudad condal.

El espacio expositivo de esta 40 edición aumentará con la recuperación de los palacios 2 y Z6 del recinto de Montjuic, dos pabellones que permitirán más “aire” para mostrar las novedades  de las marcas y donde se celebrarán parte de las actividades programadas. Entre los grandes fabricantes sólo Ford y el grupo PSA están de momento ausentes en la lista de marcas que han solicitado a día de hoy su participación, y resulta conmovedor escuchar que veremos la vuelta de todo un mito como es Hispano Suiza. También participarán otras firmas del sector de la automoción dedicadas a servicios, componentes y tecnología para transversalizar el alcance. 

Automobile Barcelona se estructurará en tres ejes: Motorshow, dedicado a las novedades y a la transformación tecnológica y la conectividad, la conducción autónoma, la electrificación, el internet de las cosas y nuevas modalidades de transporte;  Connected Street, donde los visitantes podrán experimentar y vivir estas nuevas tecnologías como subirse a un coche con conducción autónoma; y un tercero en el que se ofrecerá a los visitantes un recorrido por sus cien años de historia y su relación con la ciudad y el desarrollo de la industria automovilística en España.

El presidente de la patronal de fabricantes Anfac, José Vicente de los Mozos, ha expresado el apoyo de la asociación a la que representa al Salón de Barcelona por ser “escaparate y altavoz” de la industria de la automoción en España. El salón servirá para mostrar el “fuerte compromiso” del sector del automóvil en la innovación, la conectividad y la digitalización, ha añadido. Se trata del único de España con el reconocimiento internacional de la OICA (Organisation Internationale des Constructeurs d’Automobiles) y ha sido definido como acontecimiento de “excepcional” interés público en los Presupuestos Generales del Estado de 2018.

Anfac presentará en Automobile Barcelona un plan estratégico elaborado junto con KPMG que abordará los principales retos a los que se enfrentará el sector del automóvil con el horizonte puesto en 2040. "España tiene que seguir siendo un país relevante en el contexto mundial como fabricante de vehículos y queremos analizar las fortalezas y debilidades de nuestro sector para establecer la hoja de ruta que nos permita crear el ecosistema que impulse las inversiones en nuevos vehículos y sus componentes, así como el desarrollo de nuevos modelos de movilidad", señalan desde la patronal.

Comenta esta noticia
Update CMP