30 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pons exige a Sánchez que no deje que Alemania humille a España y da la solución

Según González Pons, el Gobierno ha de suspender la aplicación del tratado de Schengen.

Según González Pons, el Gobierno ha de suspender la aplicación del tratado de Schengen.

El independentismo celebra la decisión del tribunal de Schleswig-Holstein de extraditar a Puigdemont por malversación. El presidente no quiere valorarla. Y el PP está indignado.



La decisión de la justicia alemana de negarse a extraditar a Carles Puigdemont por rebelión y hacerlo únicamente por malversación por el 1-O ha provocado un terremoto político en España.

El independentismo está de celebración. El juez Pablo Llarena estudia cuál debe ser su siguiente paso. El Gobierno prefiere no valorar la decisión judicial porque según Pedro Sánchez lo importante es que "las personas involucradas en los hechos ocurridos el pasado mes de octubre tiene que ser juzgados por los tribunales españoles, y eso es lo que va ocurrir". Y el PP exige que esto no quede así. 

A este último respecto el portavoz de los populares en el Parlamento europeo, Esteban González Pons, ha exigido a Sánchez que por la "dignidad y orgullo" de España "suspenda la aplicación del tratado Schengen en España como han hecho tantas veces otros países de la Unión hasta que se aclare si la euroorden sirve para algo o no".

"Nosotros somos un país tan importante y con tanto orgullo como cualquier otro y debemos hacer aquello que haría Alemania en el caso de que alguien que hubiera tentado atentar contra su constitución se hubiera refugiado en España y no se lo entregáramos. España vale tanto como Alemania", ha sostenido. 

González Pons ha cuestionado muy duramente el acuerdo para la supresión de las fronteras interiores europeas, que según él ha de basarse en la confianza mutua: "Hoy se ha demostrado que la euroorden no funciona y que por lo tanto en estas condiciones el Tratado de Schengen es un riesgo para los países que estamos en la Unión. Hoy ha quedado claro que si no confiamos los unos en los otros no podemos quitar las fronteras", ha lamentado.

Y a renglón seguido ha añadido: "Nosotros levantamos las fronteras convencidos de que los demás confiarán y si algún delincuente se nos escapa, nos lo devolverán. Pero si los presuntos delincuentes españoles escapan y nuestros socios comunitarios no nos los devuelven deberíamos plantearnos volver a poner fronteras". 

"La UE consiste en que todos confiamos en todos. Pero si resulta que hay algún país o algunos jueces de algún país que tienen un prejuicio hacia el nuestro y no confían en nosotros, debemos tener suficiente dignidad y suficiente orgullo como para decir a este juego no jugamos", ha concluido.

Comenta esta noticia
Update CMP