25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Junqueras pone una trampa mortal a Puigdemont y el PDeCAT desde la cárcel

Oriol Junqueras, el día en que declaró ante la juez Lamela en la Audiencia Nacional.

Oriol Junqueras, el día en que declaró ante la juez Lamela en la Audiencia Nacional.

El candidato de ERC busca ampliar su electorado: se muestra ambiguo a la hora de acatar el 155 pero asume su cese. Y deja en el disparadero a los exconsellers de confianza del expresident.

En la guerra larvada y psicólogica que mantienen las dos grandes facciones del independentismo, Oriol Junqueras sigue estudiando minuciosamente sus pasos, midiendo al fugado Carles Puigdemont al milímetro, y tratando de alejar a Esquerra del PDeCAT, traicionado como se siente el vicepresidente por el que fuera su jefe en la Generalitat. Y por eso, en su recurso a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, el candidato de ERC ha tendido una trampa a su antiguo socio, en plena precampaña electoral.

Y en el sálvese quien pueda en el que se mueven los máximos dirigentes -los encarcelados y los huidos- del procés, cada paso tiene su correspondiente interpretación.

El reto es ahora, para los exconsellers encarcelados, salir de prisión para poder afrontar con garantías una precampaña y campaña que tiene a ERC como gran favorita. Y el escollo que ha surgido en los últimos días es el artículo 155 y su necesario acatamiento formal para obtener la libertad provisional y concurrir a los comicios convocados por Mariano Rajoy.

Mientras la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los exconsellers del PDeCAT, han asumido su cese y el marco constitucional, Junqueras sigue jugando a la ambigüedad para  conservar la pureza de mártir del procés, que tantos réditos parece estar dándole ya en todos los sondeos publicados hasta la fecha.

Tal vez por eso, un pasito adelante y otro detrás, el letrado del exvicepresidente se apunta a la ambigüedad calculada en su recurso para lograr la libertad de su cliente y cabeza de lista de Esquerra a los comicios del 21-D. Así, en su escrito difundido este martes, Junqueras no acata expresamente el 155 pero recuerda que el Govern asume en la práctica su cese, y el citado artículo por tanto, ya que no ha vuelto a actuar desde su aprobación en el Senado.

La estrategia de Junqueras parece clara: no se rinde y mantiene el papel de mártir del procés mientras Puigdemont elude la cárcel en Bélgica.

"El Govern -argumenta Junqueras- no se ha reunido desde el día de su cese, no se han adoptado acuerdos de Gobierno ni se han efectuado publicaciones en el boletín oficial que demuestren actos ejecutivos tras la sesión parlamentaria del día 27 de octubre".

"Tras la aprobación de las resoluciones de aplicación del artículo 155 se ha procedido en Cataluña a la disolución del Parlamento con el objetivo, que comparte mi mandante, de participación en el proceso electoral fijado por el Gobierno de España", prosigue.

"El Gobierno catalán no se ha reunido desde el día de su cese, no se han adoptado acuerdos de Gobierno ni se han efectuado publicaciones en el boletín oficial que demuestren actos ejecutivos tras la sesión parlamentaria del día 27 de octubre", recalca el exvicepresidente.

Contrasta esta estrategia con la de Puigdemont, que se sigue presentando como el "legítimo" presidente de la Generalitat, y que hace una semana anunció la creación en Bélgica de una estructura pararela de gobierno catalán.

Los exconsellers de Puigdemont dicen ahora acatar el 155 para salir de prisión. ¿Convencimiento o estrategia?

 

La actitud más que ambigua de Junqueras es exactamente la misma que la del resto de exconsellers de ERC, Raúl Romeva, Dolors Bassa y Carles Mundó, que también este martes formularon sus recursos, en los que no acatan expresamente el 155 pero piden salir de la cárcel de Estremera.

Estos tres recursos que la defensa de estos tres exconsellers han presentado ante la Audiencia Nacional recogen, al igual que el de Junqueras, que la declaración de independencia del 27 de octubre en el Parlament tenía un valor "estrictamente político". 

De esta forma, los recursos de Junqueras, Mundó, Romeva y Bassa -que comparten abogado- difieren con los presentados por los exconsellers del PDeCAT, que sí aluden en sus escritos expresamente que acatan la aplicación del artículo 155.

Los problemas argumentales del PDeCAT

Esta es la fórmula que este lunes utilizaron los dos dirigentes encarcelados del PDeCAT más próximos a Puigdemont, Jordi Turull y Josep Rull. Ambos, sin embargo, sabedores del impacto de su rendición ante el electorado independentista, volvieron a jugar al rato y al ratón 24 horas después vía Twitter.

Pese a los requiebros de Turull y Rull, el último en sumarse al acatamiento del 155 ha sido el exconseller de Interior, Joaquim Forn, quien ha renunciado además a ir en la lista de Puigdemont en Junts per Catalunya

En su recurso de apelación ante la Audiencia Nacional, la defensa de Forn ha argumentado que el exconseller "asumió la nueva situación jurídica y cesó en el ejercicio de su función pública, sin aspavientos ni llamadas a la desobediencia" .

"Joaquim Forn acudió a la Conselleria de Interior, reunió a todo el personal, se despidió del mismo, recogió todas sus pertenencias y no volvió más a dichas dependencias", esgrime su defensa para tratar de convencer de que no hay ningún tipo de riesgo de reiteración delictiva si queda en libertad provisional.

¿155 o pensión vitalicia?

También este martes, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro ha dictado una instrucción para saber si Carles Puigdemont se acoge al Estatuto de expresidentes de la Generalitat y opta cobrar una pensión de unos 112.000 euros.

Su problema rádica en que si lo hace así, estaría asumiendo que está cesado y, por lo tanto, estaría acatando el artículo 155.

Junqueras y Puigdemont se mueven como si de una partida de ajedrez se tratase. Y es que el líder de Esquerra tiene un objetivo y así lo ha trasladado a los suyos. Dar el jaque mate a la antigua Convergencia y emerger como líder único e incontestable del independentismo 3.o.

Comenta esta noticia
Update CMP