26 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Publican el informe que arruina la imagen internacional de Sánchez por sus bulos

Una periodista de la CNN pregunta a Sánchez por su informe falso de la John Hopkings.

Una periodista de la CNN pregunta a Sánchez por su informe falso de la John Hopkings.

Un estudio de BBVA Research demuestra que los medios internacionales están siendo mucho más duros con la gestión del Gobierno ante el Covid que en el resto de países.

Fue el pasado sábado durante el último Aló presidente de Pedro Sánchez desde La Moncloa. Trataba de vender el presidente sus logros en el arranque de la desescalada cuando una periodista le arruinó la fiesta. No era una informadora cualquiera, se trataba de Laura Pérez Maestro, corresponsal de la prestigiosa CNN norteamericana. Quería saber su medio dónde se podía encontrar el informe de la Universidad John Hopkins que Sánchez había esgrimido días antes para sacar pecho de su gestión.

En el mismo Congreso de los Diputados, el presidente había citado ese estudio que, supuestamente, colocaba a España en el quinto lugar en la realización de test PCR. ¿El problema?: CNN quiso saber más y llamó a la John Hopkins para comprobar que tal informe del que Sánchez presumió no existe. Fue más allá el medio internacional y solicitó al Ministerio de Sanidad un enlace para comprobarlo. La callada por respuesta.

Sirva este ejemplo para comprobar hasta que punto la gestión errática y propagandística de Sánchez ha llegado hasta los medios de comunicación extranjeros. Esos que han salido más indemnes de la censura, las preguntas filtradas y los bulos lanzados desde el mismo corazón de La Moncloa.

 Ahora, un informe certifica los recelos que el Gobierno provoca fuera de nuestras fronteras. Un estudio de BBVA Research es concluyente: los medios internacionales han informado sobre la pandemia de Covid-19 en España con un tono mucho peor que el que ha mantenido la prensa nacional.

 

Sánchez atiende a los medios en Bruselas.

 

El estudio, que se basa en herramientas de big data para analizar más de 80.000 medios de comunicación online en 100 idiomas, concluye que esa brecha se da en casi todos los países, con la excepción de Estados Unidos.

Según el estudio, en España esa brecha entre el tono crítico de los medios nacionales y los internacionales es la más amplia de los países analizados. El informe incluye datos hasta el 4 de mayo. Hasta esa fecha el Gobierno había protagonizado varias polémicas con repercusión internacional, como la manipulación de la información sobre test suministrada por el Gobierno a la OMS que acabó con una rectificación del organismo con sede en Ginebra.

Además, el informe muestra que, mientras en otros países el tono de los medios va mejorando a medida que los países comienzan a levantar las medidas de confinamiento, en España la incertidumbre del escenario se refleja también en que el tono no mejora aún de forma clara. El estudio ratifica que en España, igual que Reino Unido y en Brasil, se aprecia un alto nivel de estrés político la semana anterior a las medidas del confinamiento.

El estudio refleja que, globalmente, un alto porcentaje de las informaciones sobre el coronavirus son políticas: un 32 por ciento, ligeramente por encima de las que tratan la vertiente sanitaria (31 por ciento). Las noticias económicas son el 19 por ciento y las sociales un 10 por ciento. Pero con una gran conclusión, fuera de nuestras fronteras, la propaganda de la factoría Moncloa no cuela.

Comenta esta noticia