Los ancianos que pernocten fuera de la residencia deben cumplir un aislamiento

Al volver de la calle se activa un protocolo de seguridad para higienizarles antes de mezclarse con el resto de residentes

Al volver de la calle se activa un protocolo de seguridad para higienizarles antes de mezclarse con el resto de residentes

La Generalitat solo autoriza salidas de los residentes acompañados por profesionales del centro y los familiares tienen que firmar una declaración responsable para poderlos sacar

Las personas mayores que viven en residencias solo pueden salir acompañadas de un profesional del centro, y no mantener contacto con otras personas del exterior para evitar posibles contagios. La Consellera de Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha informado de que en caso de que algún familiar quiera sacar a sus parientes de la residencia, este “tiene que firmar una declaración responsable comprometiéndose a cumplir con las medidas de seguridad que determina el centro”.

Al volver se activa un protocolo de seguridad, que pasa por higienizar la ropa y los complementos de la persona, además de darle una ducha con productos desinfectantes que impidan la propagación del virus, en caso de que pudiera volver con algunas partículas adheridas a su ropa o cualquier otro elemento. Además, la Consellera ha señalado que cualquier salida que comporte pernoctar fuera de las instalaciones generará que “al reingreso, el usuario tendrá que cumplir un aislamiento y de una prueba PCR preceptiva, que tendrá que dar negativo para que el interno pueda volver a las zonas comunes de la residencia”.

A los familiares se les informa de que cuando vuelvan hay que someterlos a un protocolo, por lo que se les mezcla inmediatamente con el resto de internos. Aquellas personas que son autónomas y quieren salir de la residencia a pasear, ir de compras o tomar un café, se les pide que ellos mismos firmen la declaración responsable, para confirmar que son capaces y se responsabilizan de lo que pudiera pasar.

Comenta esta noticia