17 de enero de 2018
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias vuelve de su mes de vacaciones para atacar al Rey e insultar a Sánchez

Pablo Iglesias, en su reaparición, este sábado.

Pablo Iglesias, en su reaparición, este sábado.

El líder de Podemos reconoce los malos resultados electorales de su partido pero aparca la autocrítica para lanzar graves acusaciones contra la Monarquía o llamar "viejo" al líder del PSOE.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha cargado contra Felipe VI en su primera aparición pública desde el 19 de diciembre -dos días antes de las elecciones catalanas- y después de un mes de vacaciones.

Iglesias ha comparecido en el Consejo Ciudadano Estatal, celebrado en Madrid, donde ha abordado los distintos frentes en los que el partido tiene que tratar de tener voz e iniciativa, aunque más que análisis, lo que ha hecho el líder ‘morado’ ha sido atacar a sus principales rivales: Mariano Rajoy, Albert Rivera y Pedro Sánchez, pero especialmente duro ha sido con el líder socialista.

Del primero ha dicho que merece una moción de censura; del segundo, que es “extrema derecha”; y del tercero, que ha envejecido a una velocidad preocupante, negándose a echar al Gobierno del poder. A todos ellos los identifica con el Rey en lo que ha denominado como “giro derechista de orden monárquico”.

A juicio de Iglesias, el Rey Felipe VI “es un instrumento para que en este país no se cierren heridas ni haya acuerdos en una dirección progresista”, le ha acusado de “intervenir en política” pese a no ser su papel y ha lanzado una “pregunta laica” a los jóvenes, “para qué sirve la monarquía”, que por si acaso se ha encargado de responder él, proponiendo un “jefe de Estado que se elija cada cierto tiempo”.

Y volviendo al secretario general del PSOE  ha dicho que la victoria de Sánchez en las primarias socialistas de mayo, que "abrió muchas expectativas", en los últimos tiempos "se han frustrado". "Nos hemos hecho escépticos. Hay que decir algo que es triste y no nos gusta, y es que se ha constatado que el PSOE no quiere hacer una moción de censura. No quiere echar a Rajoy y, por lo tanto, tenemos que asumir que aunque nosotros estamos dispuesto a hacer todo lo que esté en nuestra mano, el PSOE no quiere", ha señalado.

En esta línea, Iglesias ha advertido a sus dirigentes de que no pueden esperar "a un PSOE que por desgracia está haciendo lo mismo que habría hecho" la que fuera rival de Sánchez en las primarias, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, y que Podemos identificó con el "establishment" del PSOE.

Algo de autocrítica

Tras reconocer que han "pecado de ingenuos esperando a un nuevo Sánchez, que se ha hecho viejo muy pronto", Iglesias ha llamado a su partido a tomar la iniciativa y trabajar para conseguir hacer frente a su desafío de "construir la España del 15M", sin hacer caso a los que creen que ese objetivo se está desdibujando -Podemos llega al 2018 con un gran desgaste y una creciente pérdida de votos, según las encuestas-.

Para ello, Iglesias ha esbozado las primeras iniciativas concretas que su formación debe llevar a cabo para conseguir ese desafío, entre las que ha mencionado el registro la próxima semana de una ley de impuestos a la banca. "Tenemos que seguir siendo una oposición de Gobierno y vamos a pasar de las palabras a los hechos", ha anunciado.

Comenta esta noticia