23 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Valls se echa en brazos de Colau con tal de impedir un alcalde separatista

Ante la perspectiva de que el independentista Maragall se haga con la alcaldía, el candidato de Ciudadanos al Ayuntamiento de Barcelona ofrece sus votos "sin condiciones" a la regidora.

Manuel Valls ha sorprendido al ofrecer sus votos "sin condiciones" a la todavía alcaldesa de Barcelona y segunda en los comicios, Ada Colau (BComú), y a Jaume Collboni (PSC) para evitar que sea alcalde de la Ciudad Condal el ganador de las elecciones, Ernest Maragall (ERC), vinculado al independentismo. Y además dice que no le preocupa lo que pueda decir desde Madrid Ciudadanos.

El líder de BCN Canvi-Cs alega que la prioridad es evitar que la capital catalana tenga un alcalde independentista. Por ello ha pedido en rueda de prensa a Colau posicionarse, sin concretar si él apostaría por ella o por Collboni como alcalde. Ha remarcado que habla en nombre de todo su grupo -incluyendo a los ediles electos de Cs-.

"No es momento de establecer condiciones previas ni ultimátums", según Valls, que ha dicho que no le compete a él mover ficha y que no entra en debates de izquierdas ni derechas, aunque ha avisado de que no aceptará ninguna lección de izquierdas porque él es un socialdemócrata progresista -lo ha dicho después de que Colau descartara pactar con su grupo y tacharlo de derechas-.

"Tenemos la posibilidad de evitar que Barcelona tenga un alcalde independentista", ha proclamado Valls, que ha pedido superar los mensajes lanzados en la campaña y trabajar en este sentido porque es un momento histórico.

No hay líneas rojas... ni naranjas

Preguntado por si el líder de Cs, Albert Rivera, le ha marcado líneas rojas en este debate, ha respondido: "A mí no se me pone ninguna línea roja", y ha defendido un cordón sanitario frente a la extrema derecha, a los populistas y al nacionalismo.

Sobre la reunión que mantuvo este martes con la dirigente de Cs Inés Arrimadas, ha destacado que tienen una relación de confianza y también de cariño y, aunque no ha dado más detalles, ha insistido en que esta oferta de apoyo a Collboni y Colau la lanza en nombre de los seis ediles electos.

Ha asegurado que, aunque sus resultados han estado "muy lejos de las expectativas" y han sido decepcionantes, continuará en Barcelona y trabajando para evitar un alcalde independentista, porque es su compromiso con la ciudad y es algo posible, ha remarcado.

 

Comenta esta noticia