Dame pin y llámame tonto

Murcia defiende la utilización del denominado ´pin parental´

Murcia defiende la utilización del denominado ´pin parental´

Los padres son tutores y custodios, pero soy de los que piensan que la escuela, además de para impartir conocimientos, está para forman en los valores de respeto y tolerancia

Toca abrir de nuevo el ordenador portátil y escribir para explicar, o al menos contextualizar, que es eso del ‘pin parental’, mejor conocido como ‘veto parental’.

Estos días el partido VOX ha vuelto a marcar la agenda política al colar en el debate nacional el conocido como 'PIN parental', una suerte de comodín que, en teoría, podrían activar los progenitores ante supuestos adoctrinamientos ideológicos por parte del profesorado hacia sus hijos.

PP y Ciudadanos, a quienes el partido de Abascal sostiene en el Gobierno de la Región de Murcia, han vuelto a tragar con esto. Y han vuelto a ser superados por VOX. (Fijaos en que ahora el PP se pretende erigir en defensor de una medida de VOX que va contra leyes educativas, de violencia de género o LGTB que ellos, acertadamente en mi opinión, aprobaron y ahora sus socios ultra conservadores se lo recuerdan).

Ante el falso debate que algunos simplifican entre 'defensores de la libertad contra detractores de la libertad', creo que conviene concretar en qué consiste el supuesto adoctrinamiento de los alumnos de Murcia. Entendería que este debate se diese en zonas con una tensión política clarísima como Cataluña, pero no en Murcia. Aunque dicho sea de paso, no creo que tampoco fuese la solución, pero aún tendría cierta lógica.

No entiendo que esto del PIN aparezca en Murcia a no ser que el supuesto adoctrinamiento que denuncian desde VOX-Murcia, -y con el que PP y Cs comulgan a pesar de que los populares llevan décadas gobernando la región-, se deba a que a los alumnos murcianos les hablen de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, de los distintos tipos de familias o de la existencia de personas con orientaciones sexuales o de género diferentes a 'lo común'.

Creo que lo que molesta a quienes defienden el PIN es eso, la diversidad y que ello se explique. Y el juego que practican, pretendiendo que haya niños que jamás aprendan a respetar esta diversidad es tremendamente peligroso. ¿Podrán también activar el pin parental quienes no crean en el cambio climático, en la teoría de la evolución, en la Constitución o en la economía capitalista? ¿Qué queda dentro y qué queda fuera de la moral?


Y sí, por supuesto que los niños no son del Estado, ni tampoco de sus padres, pues la esclavitud se abolió hace muchos años afortunadamente. Los padres son tutores y custodios, pero soy de los que piensan que la escuela, además de para impartir conocimientos, está para forman en los valores de respeto y tolerancia hacia la diversidad que entre todos hemos fijado, y de eso no se puede escapar nadie, aunque después pueda matizar o desmentir esas enseñanzas en su casa, puesto que claro está que hasta ahí no llega el Estado.

Enseñar a pensar y a respetar no ha sido motivo de debate hasta ahora. Ojalá llegue un día en que todos los que están, y los que estaban, alejados de los extremos, se vuelvan a dar la mano para evitar que los discursos ya superados recuperen terreno.

 

Comenta esta noticia