“En un futuro el cáncer de mama avanzado se convertirá en una enfermedad crónica

Con motivo del Día Internacional del Cáncer de Mama, los doctores del IVO Gavilá, Blanch y Guerrero analizan esta patología, su prevención, diagnóstico precoz y tratamiento.

El jefe clínico del servicio de Oncología Médica del IVO, Joaquín Gavilá, el médico adjunto del Servicio de Oncología Médica, Salvador Blench, el médico Adjunto del Servicio de Oncología Médica también  del IVO Ángel Guerrero destacan los avances en el diagnóstico y en tratamiento.

- ¿Qué es lo que más les preocupa a las pacientes cuando se les comunica un diagnóstico de cáncer de mama?
Salvador Blanch (SB).  Principalmente, lo que más les preocupa a las pacientes en el momento del  diagnóstico es entender hasta qué punto les va a afectar la enfermedad, su pronóstico y sobre todo si se van a curar. Otro de los miedos que les surge son las dudas acerca del tratamiento y más concretamente en dos aspectos del mismo, si van a necesitar tratamiento de quimioterapia con los efectos secundarios que ello conlleva y si van a poder conservar la mama. Desde el primer momento se le intenta trasladar a la paciente seguridad y tranquilidad, que las decisiones se toman desde un quipo multidisciplinar y que se le va a proponer el tratamiento mas efectivo y menos agresivo
posible.
- En los últimos 10 años, ¿qué ha cambiado para una paciente diagnosticada de cáncer de mama?

R.- Ángel Guerrero (AG). Se han producido considerables avances en el diagnóstico y tratamiento que se traducen en un abordaje más preciso de cada caso. Las cirugías son menos agresivas, los tratamientos de radioterapia más cortos y con menos secuelas, y usamos menos quimioterapia porque sabemos identificar mejor qué pacientes verdaderamente la necesitan.

- ¿Cuáles han sido los avances más significativos?
R.- Joaquín Gavilá (JG). Nuestro objetivo es curar más, siendo lo menos agresivos posible, en primer lugar, las nuevas técnicas diagnósticas han ayudado mucho a ello. En el campo de la cirugía y radioterapia hemos pasado de técnicas agresivas como la mastectomía y el vaciamiento axilar con tratamientos radioterápicos de semanas de duración a la cirugía conservadora y la técnica del ganglio centinela con tratamientos de días con una eficacia similar y con mucha menor toxicidad. Desde el punto de vista de la oncología médica por un lado la clasificación en tres grandes grupos de cáncer de mama hormonal, triple negativo y HER2 ha permitido el uso de terapias dirigidas específicas para cada subgrupo mientras que, por otro lado, la selección de tratamiento en base a test genómicos puede evitar la quimioterapia hasta en un 40% de los casos.

-Actualmente, ¿cuál es el tanto por ciento de curación?

R.- (SB) Gracias a los avances en el diagnóstico precoz, a las nuevas terapias individualizadas en los distintos tipos de cáncer de mama y a los continuos avances, la supervivencia de las pacientes ha ido aumentando progresivamente. Actualmente en nuestro país, a los cinco años del diagnóstico, la supervivencia se sitúa alrededor del 85%.

-¿Cómo se trata un cáncer de mama?

R.- (AG) Existen dos tipos de tratamientos principales: el tratamiento local y el tratamiento sistémico. El tratamiento local está compuesto por la cirugía y la radioterapia y su principal función es extirpar el tumor y evitar que recidive en la mama donde surgió o en sus zonas cercanas como los ganglios axilares. El objetivo del tratamiento local es ser lo menos agresivo posible, es decir, intentar conservar la mama y no vaciar la axila, sin comprometer la curación. El tratamiento sistémico por otro lado busca eliminar la enfermedad micrometastásica, es decir, evitar que el tumor se disemine a otros órganos originando metástasis. Las armas principales del tratamiento sistémico son la hormonoterapia, la quimioterapia y la terapia anti-HER2.
El tratamiento de un cáncer de mama se completa con la aportación de otras especialidades como cirugía plástica, fisioterapia o psicología que permiten reducir las secuelas y facilitan recuperar una vida lo más normal posible.

- ¿Cómo funciona el Comité de tumores del IVO? ¿cuántos especialistas forman estos equipos multidisciplinares? ¿Qué es lo que se decide?

R.-( JG) Los equipos multidisciplinares están formados por los especialistas que participan en cada uno de los aspectos relacionados con el cáncer desde cirujanos, radioterapeutas, patólogos, radiólogos, nutricionistas, psicólogos y fisioterapeutas. En estas reuniones que se realizan semanalmente cada caso es evaluado por este conjunto de especialistas y se emite tras una valoración integrada y conjunta la mejor opción terapéutica. Es una forma más de tratar de la forma más individualizada posible al paciente.

- ¿Cómo debería proceder una mujer si su madre ha tenido cáncer de mamá? ¿En que tanto por cien es hereditario este cáncer? ¿de qué depende?

R.- (SB) Lo primero que tiene que hacer es no agobiarse con la situación, ya que la mayor parte de los cánceres de mama son esporádicos y no tiene porque ser hereditario, solamente un 5-10 % de los cánceres de mama son hereditarios y generalmente van acompañados de más casos en la familia, sobre todo cánceres de mama y ovario. Nuestra recomendación en una mujer que su madre haya tenido un cáncer de mama es lo primero que no se preocupe y lo segundo que acuda al oncólogo para que valore su situación familiar y en el caso que sea necesario remitirla a una unidad de consejo genético.


Además del diagnóstico precoz, ¿podemos “prevenir” el cáncer de alguna manera?

R.- (AG) Se estima que alrededor de un 20% de los cánceres de mama en todo el mundo se pueden atribuir a factores de riesgo modificables, como la obesidad, la inactividad física y el consumo de alcohol. Promover un estilo de vida saludable podría reducir forma considerable la incidencia creciente de cáncer de mama que observamos en países desarrollados.

- ¿Los nuevos fármacos con los que se trata el cáncer y los que se encuentran en estudio os hacen ser optimistas?

R.-( JG) Sin duda alguna el futuro y presente es muy prometedor con las terapias biológicas y el tratamiento específico de cada tumor y paciente. Avanzamos día a día con nuevos agentes y subtipos de cáncer de mama con terapias específicas. Desde tratamientos dirigidos para la enfermedad HER2 positiva, inmunoterapia para el cáncer de mama triple negativo y nuevos agentes como Alpelisib para el 40% de los tumores hormonales que presentan mutación en un gen llamado PIK3CA.

- Según indican algunos estudios, en un futuro no muy lejano, el cáncer de mama lo viviremos como una enfermedad crónica, ¿es esto cierto?

R.- (SB) Totalmente cierto, con todos los avances que están surgiendo en los últimos años estamos consiguiendo que las pacientes vivan mas y mejor, cada vez se individualiza mas el tratamiento consiguiendo con ello que la enfermedad no progrese y que las pacientes tengan una buena calidad de vida, por lo que estoy convencido que en un futuro no muy lejano el cáncer de mama avanzado se convertirá en una enfermedad crónica como puede ser la hipertensión arterial y la diabetes.

Comenta esta noticia