19 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Conmoción en el cine por la muerte de la actriz más relacionada con Jorge Sanz

Paloma Gómez y Jorge Sanz, en una imagen reciente

Paloma Gómez y Jorge Sanz, en una imagen reciente

La inexplicada muerte de Paloma Gómez provoca un alud de mensajes de celebridades del cine español mientras se sigue esperando conocer las causas de su súbita desaparición.

Solo tenía 46 años y su inesperada muerte, por razones aún desconocidas, ha conmocionado al cine. Paloma Gómez ha fallecido, sin que se sepa la causa, tras dejar una honda huella por la película de 1982 Valentina y ser la madre de uno de los hijos de Jorge Sanz, el célebre actor con el que además compartió pantalla cuando ambos eran adolescentes.

La noticia la ha anunciado la Unión de Actores y confirmado El País, con una semblanza melancólica de la artista, menos conocida ahora para el gran público pero muy reconocida en la profesión, que se ha volcado en su memoria con mensajes de ilustres personalidades como Aitana Sánchez Gijón o el propio Sanz, autor de un mensaje entrañable en su cuenta en Instagram.

"Palomita"

"Hoy te has ido, pero me diste el mejor regalo de mi vida. Hasta siempre, Palomita". La fallecida compartió pantalla con quien, 25 años después, se convirtió en su pareja y madre de su hijo Martín, uno de los cuatro que tiene Jorge Sanz, de nuevo en el candelero tras su paso por el programa Viva la vida, donde reveló la enfermedad del pequeño de todos ellos, fibrosis quística, e hizo un alegato en favor de la investigación farmacéutica para atender patologías tan severas.

 

 

Paloma Gómez fue la niña de Valentina, la película de los años 80 centrada en la guerra civil española que, con el internacional Anthony Quinn al frente, se inspiró en la obra de Ramón J. Sender, en concreto en Crónica del alba, las primera de las nueve novelas que compusieron una saga imprescindible.

La dulzura de su interpretación le generó el afecto de toda España. En su memoria han acudido relevantes referencias del cine español como Maribel Verdú, Emma Suárez o Alfonso Albacete, de una generación que hoy frisa los 50 y componen, junto a la fallecida, el retrato sentimental de toda una generación.

 

Comenta esta noticia