Y ahora toca a Ciudadanos mover ficha

Una vez el PP ha despejado sus principales incógnitas a encabezar listas y PSOE y Podemos ya lo hicieron, ahora el partido de Rivera difundirá su reglamento de primarias

El PP está acaparando parte de la actualidad -la que Andalucía y Cataluña le dejan- con el carrusel de anunciación y presentación de candidatos. Ruth Beita, Teresa Mallada, José Luis Díaz Ayuso, Luis Barcala, María José Catalá... los nombres se han ido sucediendo en una cascada incesante una vez roto el dique de la contención que se habían impuesto los populares a la espera de asegurar la presidencia de la Junta de Andalucía.

El PSOE les lleva en casi todos los casos, que no en todos, algo de ventaja, aunque, con un electorado que vota más por tendencias y marcas que por nombres en grandes ciudades y autonomías, tampoco significa mucho. Podemos también ha ido ligeramente por delante, a la espera de acabar de cuadrar los importantes puestos secundarios de su candidatura con Izquierda Unida en la mayoría de comunidades y localidades.

Ahora falta Ciudadanos. El partido de Albert Rivera ya fijó desde el verano que enero de 2019 sería el mes de oficializar sus primarias, que antes, pese a la impaciencia de muchos, tanto afiliados como periodistas, no habría novedades. Por mucho, o debido a que, la pugna por Andalucía constituía un hito en el camino.

Ahora, ya superado y con el reparto de consejerías en la junta sellado, llegarán unas primarias que tampoco cambiarán mucho. Esta semana, salvo retrasos, Ciudadanos anunciará el calendario para cerrar el proceso a principios de febrero. Falta fijar fechas y sistema, si será telemático, como hizo para escoger a los candidatos a diputados nacionales en 2016, o presencial, como determinó los diputados autonómicos en 2015.

Lo que sí que ha dejado claro es que se producirán en aquellas poblaciones que superen los 400 afiliados, a nivel local, y en las comunidades. Esto significa que, como adelantó EsdiarioCV en la entrevista realizada a Emilio Argüeso, secretario de organización en la Comunidad Valenciana, se circunscribirán a la ciudad de Valencia y a la presidencia de la Generalitat.

Una vez que la portavoz en Les Corts, Mari-Carmen Sánchez, ratificó esta semana lo que estaba claro desde hace meses, que se descarta, el camino de Toni Cantó queda expedito para encabezar la candidatura autonómica. Salvo un outsider con nulas posibilidades nada descartable (ya le sucedió a Alexis Marí en su pugna por el número 2 en 2015) poca piedra más encontrará en el camino a su proclamación. En el caso de Fernando Giner a la alcaldía tampoco parece que, finalmente, vaya a haber mayor oposición interna. El resto de aspirantes a levantar varas de mando locales y a ocupar puestos de diputado autonómico ya vendrá por designación.

Por tanto, Ciudadanos empalmará el inicio de sus actos de oficialización de nombres y de celebración de primarias con escaso margen de tiempo respecto al PP, a quien, por cierto, todavía le quedan nombres por sacar a la palestra, como quién encabezará sus listas en poblaciones de la importancia de Paterna, Orihuela o Gandia.

Llega el tiempo de mover ficha por parte de Ciudadanos una vez el Partido Popular ya se ha decidido a hacerlo, el PSOE y Podemos lo hicieron y Compromís ha iniciado su largo y complejo proceso de primarias basado en una configuración por cuotas que, paradójicamente, no afecta a sus principales cabezas de lista, a quienes dejan el camino despejado.

 

Comenta esta noticia
Update CMP