21 de septiembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Saúl Ortiz

    El Coso Rosa

    Repaso con agilidad torera los embistes de diestro y siniestro sin que me tiemble el estoque, con el que me enfrento a los morlacos bravos y a los mansos. Me gustan las tardes de gloria, aunque a veces la vuelta al ruedo sea, más bien, una desvergüenza. Entraré siempre a matar aunque antes me deba persignar.

La enemiga de Chayo Mohedano sufre un nuevo revés en su enfermedad

La televisiva empresaria sufre en silencio las consecuencias de su constante lucha por mantener a flote una salud que se le resiste. Ahora vuelven a aparecer nubes en el horizonte...

Maria de Mora sufre en silencio las consecuencias de su última batalla contra el cáncer. La empresaria, que saltó a la palestra de la mano de la genuina Carmen Martinez Bordiu, se lamenta en privado de la durísima e incómoda travesía que la enfermedad le ha obligado a afrontar, en varias ocasiones, con absoluta resignación. Y lo ha hecho siempre con el mismo y casi metódico proceder: sin borrar la sonrisa, desafiando al dolor y aferrándose a la vida sin temor a las consecuencias. Ejemplo de lucha infatigable, de inagotable apego a la supervivencia, María ha conseguido salir airosa de los embistes inclementes demostrando que una actitud positiva frente al cáncer es de vital importancia.

Ni siquiera los problemas externos, como el proceso judicial que le enfrenta a Andrés Fernández (marido de Chayo Mohedano) le consiguió restar fuerza y energía. De Mora no ha tenido tiempo para perder. Quizás por eso ahora, cuando el horizonte ha vuelto a oscurecerse en pleno amanecer, María sigue sin perder la esperanza. Hace varias semanas que se encuentra cansada y fuertemente dolorida. Los riñones le martillean en cada momento, como pidiendo una pausa ante la numerosa medicación que filtran para combatir contra los coletazos de la enfermedad. Aunque todavía está sometiéndose a pruebas para determinar el alcance de sus dolencias, lo cierto es que podría sufrir un grave problema: "Ahora me han quitado la medicación que podría estar haciéndome daño y la verdad es que estoy un poco mejor", me explica con la misma vitalidad que siempre.

Comenta esta noticia
Update CMP