La empresa familiar pide eliminar impuesto de sucesiones

El presidente de la Asociación de la Empresa Familiar de Alicante, Francisco Gómez, ha asegurado que el impuesto de donaciones y sucesiones "hace mucho daño" porque se produce en un "momento muy difícil" ya que se suma "al trauma" de la sucesión. Gómez ha lamentado que en la Comunitat Valenciana "esa carga va subiendo" y lo ha contrapuesto a lo que ha ocurrido en la Región de Murcia, donde se ha suprimido el año pasado o Canarias donde se suprimió en 2017.

"Hemos luchado mucho contra ese impuesto desde esta asociación, pero no se nos ha hecho mucho caso", ha alegado Gómez y lo ha justificado por "la infrafinanciación" que sufre la Comunitat, aunque considera que son "excusas". "Si la economía de esta Comunitat se sustenta en las empresas familiares, lo lógico es ayudar a que tengan longevidad y puedan seguir creando puestos de trabajo y riqueza, y no al contrario, castigarlas para que en algunos casos desaparezcan, como así ha sido", ha recalcado.

Gómez se ha expresado así, durante la presentación del estudio 'La empresa familiar en la provincia de Alicante' este lunes, a una pregunta al respecto de ese impuesto formulada por uno de los empresarios presentes en el acto.

"Es un reto importante que tenemos como asociación y no vamos a cejar en el empeño de reivindicar que se elimine esa carga de la ley de sucesiones", ha indicado, aunque ha reconocido que está "bastante difícil". "Lo intentaremos", ha alegado.

Estudios

Por su parte, la directora de la Cátedra de la Empresa Familiar de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, Nunci Serrano, ha afirmado que se trata de "un absurdo" porque se ponen "trabas" a un patrimonio que "ya de por sí está con su carga fiscal" y que enfrenta en la sucesión "a una nueva carga fiscal".

Al respecto, ha argumentado que es "pagar excesivamente por lo que uno ha generado; por la economía que ha generado a su país, a su provincia, a su localidad, con lo cual es un motivo para ponerlo en manos de los especialistas".

"Ciertamente es una demanda que constantemente se está haciendo a las instituciones para que no nos pesen más los gravámenes sobre la riqueza que generamos", ha dicho y ha planteado que las empresas familiares deberían recibir "bonificaciones" porque crean empleo, son las que más aportan a la riqueza del país, sostienen la crisis "mejor que nadie" y hacen planes de "contención" de personas en esas situaciones.

A su juicio, "mejor contribución que esa y los impuestos que supone eso no puede hacer que, de nuevo, cuando venga el momento de la sucesión, vital para mantener esa riqueza a largo plazo, se la carguen con un tipo impositivo".

Comenta esta noticia
Update CMP