Dos diputados valencianos "mueven" Denia en el mapa para cobrar más kilometraje

Antonio J. Woodward, quien lo empezó todo.

Antonio J. Woodward, quien lo empezó todo.

Uno es de C's, la otra del PSOE. Ambos han removido Roma con Santiago hasta conseguir que las Cortes valencianas les indemnicen con 11.000 euros porque viven más lejos de lo que figuraba.

Antonio J. Woodward, un diputado de Ciudadanos en las Cortes Valencianas, ha conseguido cobrar con efectos retroactivos 5.634,72 euros e incrementar otro tanto su nómina en la presente legislatura. La diputada socialista Rosa de Falastin Mustafá se sumó a la "reivindicación" y la Mesa de las Cortes, con mayoría del tripartito, le dio asimismo la razón y un ingreso de 5.382,55 euros correspondiente a nóminas de meses de 2015 y 2016. En total 11.017 euros por una reclamación presentada por la distancia kilométrica.

Woodward y De Falestín tiene como residencia el municipio de Denia. Según el Boletín Oficial de las Cortes de marzo de 2013, la turística localidad está a 100 kilómetros de Valencia. Y, por lo tanto, tienen derecho a la denominada "indemnización por el ejercicio de la función", a percibir 588,35 euros mensuales. Este plus, que compensa a los diputados de acuerdo con la distancia a su domicilio, los gastos de manutención y alojamiento, varía en función de un baremo con tres tramos: menos de 10 kilómetros a Valencia, 294,17 euros al mes; entre 10 y 100 kilómetros, 588,35 euros; y más de 100 kilómetros, 882,52 euros.

El diputado de Ciudadanos (reproducimos un correo electrónico con sus anotaciones al Jefe del Servicio Económico de las Cortes) se puso manos a la obra para tratar de demostrar que Denia estaba al menos a 101 kilómetros de Valencia, un kilómetro más de la "distancia oficial", y poder así cobrar 882,52 euros, 294,17 euros más al mes de lo que estaba percibiendo. Ello supone en una legislatura más de 14.000 euros de complemento.

Woodward y De Falestín fueron más lejos y  reclamaron los atrasos desde junio de 2015 a marzo de 2016. Y para ello, el parlamentario del partido naranja no dudó en pedir informes y certificados al Ministerio de Fomento (Secretaría de Estado de Infraestructuras), al área de Carreteras de la Diputación de Alicante y a la sección de Población y Territorio del Ayuntamiento de Valencia. E incluso consiguió una rectificación del jefe de área de Tráfico del Ministerio Fomento, a tenor de la documentación del que ha tenido acceso ESdiario.

Según las cuentas de Woodward, de su domicilio a la sede de las Cortes Valencianas hay 115 kilómetros. Como en cuestión de indemnizaciones no suele haber discrepancias entre partidos, la Mesa de las Cortes dio por buena la reclamación y se procedió a modificar los conceptos  y la ayuda aplicable a los diputados, sustituyendo la distancia de Valencia a Denia de 100 a 111 kilómetros. Pese a todo, algunos diputados mantuvieron dudas legales por la decisión adoptada. "No parece ni legal ni moral la decisión porque para sumar kilómetros y pasar la barrera de los 100 se incluyen la distancia hasta el edificio de las Cortes, dentro de Valencia, cuando es evidente que en la resolución dice claramente la distancia a la ciudad sede de las Cortes (Valencia) y no a la sede de las Cortes".

Como no hay dos sin tres, el pícaro parlamentario, en otro correo electrónico enviado al responsable del Servicio Económico del Parlamento que reproducimos, adelantaba: "Me dice mi compañero Alexis Marí Malonda que al estar también empadronado en Denia utilices los mismos certificados para él" . O lo que es lo mismo, que pase a incrementarse su nómina por el concepto "Indemnización por el ejercicio de la función".

Marí Malonda fue relevado el mes pasado de su cargo como portavoz tras manifestar su disconformidad con el apoyo de su partido a los Presupuestos Generales del Estado de 2017. El diputado incluyó en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje en respuesta a la defenestración decidida por la dirección que preside Albert Rivera: "2.200 euros dan para mucho en una nómina, pero no para comprar almas. La mía no. #respeto". 

Tras la decisión de las Cortes con el plus de kilometraje, no pocos diputados pueden estar tentados a cambiar el empadronamiento para cobrar más. Actualmente hay 37 localidades, atendiendo al listado de la propia Cámara, a menos de 115 kilómetros, susceptibles por tanto, según las nuevas cuentas, de rebasar los 100 kilómetros.

En las pasada legislatura, ya hubo dos impugnaciones aceptadas de las diputadas socialistas Delia Valero y Vicenta Crespo. La primera, de Les Useres, tenía reconocida una distancia de 97 kilómetros, refutada por el contador de su coche. A la segunda, de Beniarrés, se le atribuían 88 kilómetros hasta Valencia por la costa. Ambas aportaron certificados del Ministerio de Fomento y de la Conselleria de Infraestructuras para acreditar un viaje de 109 y 101 kilómetros (por el interior), respectivamente, según el diario Levante-EMV.

Comenta esta noticia
Update CMP