El PSOE de la Diputación afea a su expresidente por las ayudas a dedo

Rebeca Torró.

Rebeca Torró.

La socialista Rebeca Torró destaca que la Diputación de Valencia ha puesto fin prácticamente a las ayudas a dedo que concede el presidente. Un modelo de otra época que mantiene Puig.

Los presidentes de las diputaciones han reservado históricamente en los presupuestos una llamativa partida para repartir de forma graciable a municipios o entidades. Un modelo más propio del medievo. El actual gobierno ha decidido aminorar esta práctica, aunque ello indirectamente supone dejar en evidencia al anterior presidente socialista, Jorge Rodríguez, y de alguna forma al jefe del Consell, Ximo Puig.

De hecho los socialistas en las Cortes han rechazado en esta legislatura enmiendas para acabar con las "ayudas discrecionales". El presidente Puig tiene asignado un millón de euros para 2019, la misma cantidad que en los anteriores ejercicios del presente mandato.

Lo curioso es que ha sido Rebeca Torró, la diputada de Hacienda y compañera del ex presidente de la diputación y alcalde de Ontinyent Jorge Rodríguez, la que informó de que la corporación ha acabado las prebendas en una avance de la presentación de los presupuestos del próximo año. En realidad se ha aminorado. El actual presidente también socialista Toni Gaspar, un verso libre en las filas del partido de Pedro Sánchez, se ha guardado solo 800.000 euros para 2019 que irán mayoritariamente a entidades sociales, según Torró.

Aunque no lo dijo la diputada es que Jorge Rodríguez tiene presupuestado dos millones, uno más que Puig, que destinó en su mayoría a pueblos con gobierno de su color político.

Un cambio de rumbo del cuatripartito de la diputación en la línea que defiende Ciudadanos y, también, ahora PP. Precisamente un ex presidente de ese partido Alfonso Rus gozó en 2014 de nada menos que 44 millones, según la denuncia de Torró, para distribuirlos conforme a su criterio y condición.

Comenta esta noticia
Update CMP