14 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Mateo se lava las manos del "siniestro total" en TVE y además exige más dinero

Rosa María Mateo, este viernes en su comparecencia en el Senado.

Rosa María Mateo, este viernes en su comparecencia en el Senado.

La administradora de la pública ha sufrido un bombardeo de críticas por el hundimiento de audiencia y las crecientes purgas de periodistas. Pero ella sigue a lo suyo.

Rosa María Mateo se ha abonado este viernes al viejo dicho del de dónde vienes, manzanas traigo. Le esperaban sus señorías en el Senado para que diera cuenta del hundimiento de la audiencia de RTVE, el bloqueo en el concurso público para su sustitución, el fracaso de sus nuevas apuestas en la parrilla, y la purga en varias corresponsalías, pero ella se ha descolgado exigiendo al Parlamento que le dé más dinero.

"Nuestra empresa necesita una mayor financiación", se ha descolgado Mateo, que ha asegurado que para tener más audiencia "se necesita más dinero" porque los programas baratos "no venden".

En respuesta al diputado de Vox, Manuel Mariscal, la administradora "provisional" se ha quejado de que sus ingresos "no alcanzan para cubrir los gastos". Además, ha explicado que en 2010 el presupuesto era de 1.200 millones y en 2020 RTVE no alcanza los 1.000 millones.

"Con 200 millones menos, debemos modernizarnos, hacer frente a los gastos de personal, alimentar nuevos canales, emisoras y RTVE.es", se ha lamentado. Y, por si fuera poco, se ha quejado de que la supresión de la publicidad fue "un error".

Sobre las continuas purgas de presentadores y corresponsales, ha sido el portavoz de Cs, Guillerno Díaz, el que le ha exigido explicaciones por "los criterios profesionales que justifican los cambios de presentadores, corresponsales y puestos similares".

Mateo se ha defendido asegurando que esos criterios son "estrictamente" profesionales y "forman parte de la dinámica de cualquier medio de comunicación". En concreto, sobre los cambios de varios corresponsales con larga trayectoria, como José Ramón Patterson (Bruselas) o Miguel Ángel Idígoras (Londres), ha incidido en que una norma interna fija un plazo máximo de 6 años de permanencia en un mismo destino.

Finalmente, el senador socialista Miguel Ángel Vázquez le ha pedido un balance de su gestión al frente de la Corporación durante su mandato. Rosa María Mateo se ha lavado las manos de los números rojos -en audiencias y presupuestos- y ha hecho un balance "positivo".

"Me ha parecido un regalo de la providencia, el que a mi edad se me encargara algo así, aunque solo fuera para dos meses", ha reconocido, para añadir que, como en toda gestión, en la suya también hay "luces y sombras". Aunque sean muchos, y en la propia TVE también, los que no acaban de ver esas luces.

Comenta esta noticia