04 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Mitsubishi vuelve por sus fueros con el nuevo ASX

La renovación del SUV compacto trae consigo la recuperación de la tracción total en un modelo que, con la imagen, el equipamiento y el precio al que se ofrece, adquiere mucho interés.

Mitsubishi ha vendido más de 1 millón de unidades en todo el mundo del ASX desde que se lanzó en 2010, 50.000 de ellas en España, así que hablamos de un modelo muy relevante para su gama que, aunque está a punto de cumplir 10 años de vida comercial, todavía se defiende ante la competencia con una propuesta que ofrece mucho por lo que cuesta. El nuevo ASX, que vuelve a estar disponible con tracción 4x4, adopta ya en su totalidad el concepto Dynamic Shield de la marca japonesa con un rediseño completo del frontal que le da una imagen muy moderna, y es una lástima que no ofrezca ningún tipo de hibridación y su gama mecánica sea tan limitada. 

En la parte delantera el ASX 2020 gana mucha presencia con el nuevo capó, que se ha elevado y añade dos aberturas laterales rectangulares que albergan los intermitentes y las luces de niebla LED tipo cubos de hielo, algo que nos recuerda al Kia Sportage. La parrilla es bicolor y los faros son Bi-LED con regulación en altura automática y luces diurnas para toda la gama de serie. En la zaga, los faros también son LED y presentan un diseño en T horizontal alargada. El parachoques ahora tiene contornos más nítidos, salidas de aire en las esquinas y una placa de protección de bajos. Las llantas son de aleación de 18 pulgadas.

 

En el interior se ha mejorado la ergonomía y la calidad de los materiales. La consola central inferior está revestida por texturas metálicas. Además, en el nuevo ASX también se ha actualizado el sistema de infoentretenimiento Smartphone Link Display Audio, con una pantalla de 8 pulgadas compatible con Apple CarPlay y Android Auto que domina el salpicadero y tiene una gran presencia. El nuevo ASX dispone de una capacidad de maletero de 406 litros, que llega a 1.183 litros con los asientos traseros abatidos. 

En cuanto a motorización, el todo camino nipón llega con un único propulsor de gasolina de 2.0 litros que entrega 150CV de potencia y cumple con la normativa Euro 6d-Temp. Está disponible con una transmisión manual de cinco velocidades o un cambio automático CVT Invecs-III de seis relaciones, levas en el volante y modo de uso Sport que cuadra mejor con su comportamiento y no se muestra tan intrusivo como otros cambios de este tipo por variador. Con esta mecánica el ASX tiene un andar alegre y goza de una buena eficiencia, pero se queda a años luz de su hermano de gama, el Outlander PHEV híbrido enchufable.

 

En el apartado de seguridad, el nuevo ASX equipa de serie el sistema de alerta de salida de carril (es un atraso que no corrija trayectoria), el sistema de mitigación de colisión frontal, el sistema automático de activación de luces de carretera, siete airbags y el sistema de alerta de tráfico trasero. Mitsubishi ya lo ha puesto a la venta en España desde 16.700 euros para la versión ASX 200 MPI Challenge, un precio que incluye 7.000 euros de descuento entre campañas y financiación y es sin duda una tarifa rompedora. Con ello este año Mitsubishi prevé matricular 6.900 unidades del ASX, lo que supondrá un incremento del 10% en comparación con 2018.

Comenta esta noticia
Update CMP