30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La maniobra de Sánchez y sus socios para dar un brutal sablazo a los madrileños

Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso, en su comparecencia conjunta en Sol

Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso, en su comparecencia conjunta en Sol

El Gobierno de Ayuso teme que el Ejecutivo central y sus aliados independentistas hayan pactado una medida que supondría un tremendo descalabro para los ciudadanos de la comunidad madrileña.

En el Gobierno de la Comunidad de Madrid están con la mosca detrás de la oreja. Temen que en las negociaciones de los presupuestos del Ejecutivo de Pedro Sánchez y sus socios independentistas se introduzca una maniobra para quebrantar la economía de los madrileños en forma de sablazo fiscal. Y parecen tener motivos fundados para esos temores.

Las repetidas soflamas de María Jesús Montero cuando era consejera de la Junta de Andalucía tachando a la Comunidad de Madrid de "paraíso fiscal", y acusando al gobierno de Isabel Diaz Ayuso de practicar la "competencia desleal" o el "dumping fiscal” son ahora la fuente de la amenaza.

Así, el consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha manifestado su sospecha de que la ahora ministra de Hacienda ha podido pactar con Esquerra Republicana una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para incrementar "forzosamente" el Impuesto de Patrimonio en Madrid, para después, hacer lo mismo con el de Sucesiones. "El impuesto a las herencias es el objetivo real de los socialistas", ha apuntado Fernández-Lasquetty, que insiste en que el Ejecutivo de Sánchez está usando a los independentistas con el propósito de poder hacer caja con el patrimonio de los madrileños.

 

 

Además de la fijación de Montero en los impuestos de Sucesiones o Patrimonio en sus declaraciones pasadas, en la Comunidad de Madrid saltaron las alarmas cuando en la rueda de prensa del pasado 27 de octubre a la titular de Hacienda le preguntaron por la armonización autonómica. "La armonización fiscal es una voluntad en determinadas figuras tributarias que pretende este Gobierno", respondió Montero. Esta armonización fiscal consiste en subir los impuestos en las Comunidades con una fiscalidad baja para homogeneizarlos con la media del país.

Un tipo mínimo para todos

En esa línea precisamente va una enmienda presentada por ERC hace unos días, "una auténtica agresión a los ciudadanos de Madrid", en opinión de Lasquetty. En ella, los independentistas aseguran que la baja fiscalidad de otras regiones "genera graves problemas tanto hacia el resto de Comunidades, que ven mermada su capacidad impositiva en relación a este impuesto, dadas las posibles deslocalizaciones de las personas con mayores niveles de renta patrimoniales, como sobre el conjunto del Estado al reducir la capacidad redistributiva del sistema fiscal español". De ahí que propongan un tipo mínimo estatal de Patrimonio y que el Estado recaude la diferencia si las Comunidades lo tienen más bajo. En el caso de la Comunidad de Madrid, el Impuesto de Patrimonio está bonificado al 100%, por lo que la subida sería total.

Gobierno y ERC "estaban concertados desde el principio. Se quieren saltar nuestra autonomía fiscal porque esto la suprime de facto", denunció el consejero. Aunque el texto de ERC no exige subir Sucesiones, sí menciona varias veces como ejemplo al impuesto a las herencias, lo que inquieta en el Gobierno de Díaz Ayuso. "Si se aplica esta enmienda, el Gobierno hará lo mismo con las herencias y hará que los madrileños paguen sucesiones 100 veces más", alerta en consejero.

En cualquier caso, las Comunidades Autónomas tienen transferidas las competencias para gestionar estos impuestos, por lo que Lasquetty considera "inconstitucional" que el Gobierno pretenda modificarlo vía Ley de los PGE. Y avisa: "Si llega a aprobarse, entonces, iremos a los tribunales, incluyendo el Constitucional".

 

Comenta esta noticia
Update CMP