16 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pedro Sánchez y Susana Díaz se alían en el miedo a la derrota con una "tregua"

Sánchez y Díaz se "perdonan la vida" durante unas semanas atosigados por la derrota de Andalucia y el temor a que se repita el hundimiento en las Elecciones Generales del 28 de abril.

24 horas después de tener que adelantar las Elecciones vencidos por sus aliados independentistas, Pedro Sánchez y Susana Díaz han hecho las "paces" en público con un acto forzado en Sevilla destinado a visualizar la tregua entre ambos, unidos por el mismo temor: la primera ya perdió el Gobierno, y el segundo se enfrenta a ese riesgo inmediato el próximo 28 de abril.

"Estamos juntos y unidos, Susana que lo sepa todo el mundo", abrió su intervención Sánchez en el primer mitin de precampaña, aclarando una circunstancia que solo afecta a los propios socialistas: los piques y enfrentamientos entre ambos se toman una pausa coyuntural, tras los intentos de uno y otro por moverse la silla, que se recrudecerán probablemente si los socialistas salen en abril de La Moncloa.

 

"La sociedad española, estoy convencido, va a dar la espalda a la crispación. Hemos convocado Elecciones y la derecha, que solo hay una (dijo en referencia a PP, Cs y Vox), ya ha puesto un cordón sanitario al PSOE, pero lo van a quitar los españoles dándonos una mayoría rotunda", clamó.

"La primera medida que tomará el Gobierno socialista será aprobar unos presupuestos sociales", reveló Sánchez, un día después de que precisamente fracasara en ese intento al rechazarse unas cuentas criticadas, no obstantes, por todas las autoridades económicas españolas y europeas por prolongar el déficit y aumentar el paro.

"Hemos hecho más en justicia social en nueve meses que el PP en nueve años", bramó Sánchez pese a las evidencias, tras presumir de su proyecto "para todos", mientras "la derecha prima progresar unos pocos, a costa de la mayoría".

 

 

"No están hablando de Cataluña, sino de España, de una España en la que no caben la mayoría de los españoles", culminó con dramatismo el secretario general, que no hizo ninguna referencia a los pactos hechos o que puedan venir en el futuro con los partidos independentistas.

Las "barbas" de Susana

Antes de la intervención del candidato socialista y del alcalde de Sevilla, Susana Díaz tomó la palabra para intentar convertir lo ocurrido en Andalucía, con la derrota socialistas tras casi 40 años de mando,  con lo que puede ocurrir en España. 

Así, criticó el "guirigay" que, a su juicio, está protagonizando en la comunidad autónoma el nuevo Ejecutivo de PP-A y Ciudadanos (Cs), sustentado en una derecha que "se ha quitado la careta a la primera de cambio".

Haciendo referencia a las próximas elecciones generales del 28 de abril, Díaz ha advertido de la necesidad de evitar que en España pase "lo que ya está pasando en Andalucía" tras los comicios autonómicos del 2 de diciembre, donde se ve un "relato" marcado por "tres derechas -en alusión a PP-A, Cs y Vox-, dos gobiernos y un guirigay", y ha avisado de que los actuales gobernantes están llevando a esta comunidad "al caos".

Comenta esta noticia
Update CMP