Barcala amortizará la deuda “antes de que el Gobierno nos quite el dinero"

Barcala pide “unidad de acción” a los grupos de la corporación para defender el superávit

Barcala pide “unidad de acción” a los grupos de la corporación para defender el superávit

El alcalde de Alicante se muestra indignado con los planes del gobierno de Pedro Sánchez de "quitarnos el superávit" de las “políticas de reconstrucción y de ayuda social” de la ciudad

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha anunciado esta mañana que “antes de que el Gobierno de España nos quite el dinero del remanente del ayuntamiento” amortizará el cien por cien de la deuda. El primer edil ha mostrado su indignación ante la “filtración interesada” -a un medio de comunicación digital- de un supuesto documento de preacuerdo entre la Federación Española de Municipios y Provincial (FEMP) y el Gobierno de España, sobre el que ha manifestado que en realidad “no existe tal acuerdo”. Barcala acusa al Ejecutivo de Pedro Sánchez de poner encima de la mesa el intento de que los ayuntamientos pierdan el remanente de tesorería que “tanto ha costado de conseguir y tanta falta hace en estos momentos”.

El primer edil defiende que “todos los recursos que este ayuntamiento tenga disponibles, están única y exclusivamente destinados a ayudar a los alicantinos”. Ha anunciado que no piensa permitir que esos planes que tiene el gobierno de España “de quitarnos el superávit a los alicantinos” salgan adelante. Barcala ha destacado que el dinero que la ciudad necesita para salir y para recuperarse de esta situación de crisis “no vamos a permitir que se nos arrebate”,por lo que ha anunciado que “amortizo el 100% de la deuda del Ayuntamiento antes de que el Gobierno de España nos quite el dinero” y con ese dinero se cancela totalmente la deuda del ayuntamiento en estos momentos.

El alcalde alicantino ha calificado de “absolutamente  injusto” que teniendo recursos para poder salir de esta crisis, los alicantinos tengan que seguir apretándose el cinturón mientras el Gobierno se lleva los ahorros que el consistorio necesita utilizar para ayudar a sus vecinos.

Amortización de la deuda

En esa supuesta maniobra del gobierno para hacerse con el remanente de tesorería de los ayuntamiento de España solo se contaría con el neto, por lo que Barcala ha señalado que  amortizará toda la deuda municipal “antes de que el Gobierno se lleve el dinero”, supeditando la cancelación total en función de la decisión que tome el gobierno. El gobierno podría pretender apropiarse de dos anualidades del remanente de tesorería de los ayuntamientos de toda España, y devolverlo en los próximos diez años. El primer edil ha señalado que “se disfraza en que los ayuntamientos prestamos el dinero al gobierno”.

El primer edil alicantino ha reclamado en múltiples ocasiones al Ejecutivo central que “libere el remanente de tesorería, que en el caso de Alicante se acerca a los 40 millones de euros, para que lo podamos usar en políticas de reconstrucción y de ayuda social tras el impacto negativo que ha tenido en la ciudad tanto a nivel de personas y familias vulnerables como de negocios, en especial entre nuestros autónomos y pequeños y medianos empresarios”, que conforman el Plan para la Recuperación de Alicante que se ha aprobado por unanimidad este jueves en el pleno extraordinario, el primero celebrado de manera presencial tras el Estado de Alarma.

Unidad de acción de la corporación

El primer edil ha pedido un frente común de la corporación municipal. Ha insistido en que “se necesita ese dinero para poner en marcha las 105 medidas que se han aprobado esta mañana en el Plan para la Recuperación de Alicante” y ha añadido que “no podemos renunciar a los recursos que tiene el ayuntamiento.

Barcala se ha dirigido a todos los grupos de la corporación para reclamar “unidad de acción”, y les ha indicado que si no lo comparten porque se deben a otros intereses “por lo menos no entorpezcan”.

Precisamente esta mañana se ha dado curso a un conjunto de medidas para recuperar la actividad de la ciudad, que necesitan de dotación presupuestaria para suejecución. Barcala ha destacado que si la comisión ha aprobado dentro del dictamen y las medidas fiscales “ni subida de impuestos ni modificación de la presión fiscal, esa es la contestación que también le vamos a hacer al Gobierno de España”. Ha defendido que ahora no es el camino la subida de impuestos y no es el camino quitarles a los alicantinos sus recursos, y ha insistido en que “vamos a defender el dinero de los alicantinos”.

Comenta esta noticia