25 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez deja por los suelos a España en la UE con una imagen terrible

Pedro Sánchez en una de las reuniones celebradas en Bruselas

Pedro Sánchez en una de las reuniones celebradas en Bruselas

El presidente del Gobierno ha echado por tierra el prestigio de España de cara al exterior. Mientras millones de españoles siguen las recomendaciones sanitarias, él no.

El presidente del Gobierno sigue sin alcanzar un acuerdo en la UE para que se desbloquee el fondo de recuperación, pero al margen de ello, el encuentro con los principales líderes de la Unión en Bruselas no ha dejado en muy buen lugar a Pedro Sánchez, que pide una responsabilidad a los españoles para controlar el coronavirus, que él mismo no se aplica.

Y es que, la vergonzosa imagen que ha corrido como la pólvora, recoge al presidente sin mascarilla, obviando cualquier recomendación sanitaria y saludando a todos los dirigentes europeos que sí la mantienen para evitar el contagio.

Así, y mientras en España se suceden los rebrotes, precisamente por el mal uso de los materiales de protección y por no mantener la distancia social, el presidente del Gobierno, en lugar de comprometerse y dar ejemplo ante el resto del mundo, hace todo lo contrario. Entra en la sala de reuniones y lo primero que hace es quitarse la mascarilla.

Por ello, las redes han clamado en contra de Sánchez, por su actitud poco cívica. Y uno de los que han llamado la atención del presidente ha sido el senador del PP, Rafael Hernando que ha señalado que "es impresentable", a lo que ha añadido: "Siempre dando la nota. No nos representa".

 

Y es que, esta imagen no ha hecho otra cosa que dejar en muy mal lugar a los españoles, ya que lo único que consigue el presidente con este gesto no es otra cosa que hacer ver al resto del mundo que en España no se cumple con las recomendaciones sanitarias, cuando a día de hoy en la mayor parte de las comunidades autónomas ya se ha hecho obligatorio su uso, incluso en espacios abiertos donde se puede mantener la distancia.

Sin embargo, en este caso, Sánchez, que irrumpe en una sala cerrada llena de mandatarios internacionales, se la quita, mientras Merkel, Rutte, Ursula von der Leyen o Macron no separan de su medida de protección, siendo responsables y dando ejemplo al mundo. No como Sánchez.

Comenta esta noticia