02 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los dos técnicos que calientan por si Zidane es destituido... o si se va

Zidane, cabizbajo, durante el partido que su equipo perdió ante el Shakhtar.

Zidane, cabizbajo, durante el partido que su equipo perdió ante el Shakhtar.

Dos derrotas consecutivas en casa y ante rivales más que asequibles han puesto de los nervios a los dirigentes madridistas que podrían estar ya buscando recambio para Zidane.

No corren buenos tiempos para el Real Madrid. Dos derrotas consecutivas en casa y ante rivales más que asequibles, Cádiz y Shakhtar Donetsk, han hecho saltar todas las alarmas en la casa blanca. Zidane parece completamente desnortado, los jugadores, además de ser un año más viejos, no han comenzado concentrados y en forma la temporada, y los dirigentes del Real Madrid están preocupados. Y todo ello, a tres días del primer clásico de la temporada (sábado, 16:00 horas), en el que visitará en Barcelona a un rival que no está mucho mejor, pero que, al menos, tiene en la juventud de sus estrellas emergentes el clavo ardiendo al que agarrarse. 

Ante esta perspectiva y lo cargado del calendario, el Madrid disputará 5 encuentros, dos de Champions, antes del parón de noviembre, los rumores sobre una posible destitución de Zinedine Zidane ya han empezado a dispararse. El técnico francés debería tener todo el crédito como técnico del Madrid después de ganar tres Champions consecutivas y la milagrosa Liga post-confinamiento de la pasada temporada, pero el fútbol no tiene memoria. Es más, tampoco se podría descartar una dimisión del entrenador galo como ya hiciera después de ganar la tercera orejona. 

Con Hazard desaparecido por sus múltiples lesiones, unos centrales que cuando no está Ramos son auténticos flanes, la desgracia de la baja de Carvajal, un Vinicius que no tiene los minutos que merece, un Asensio que no acaba de regresar nunca, un Isco que ya no está, un Marcelo jubilado y dos centrocampistas, Kross y Modric, que lo han sido todo, pero que empiezan a perder fuelle, el Madrid se acerca peligrosamente al desastre. 


Sea como fuere, dos nombres aparecen en el horizonte: Mauricio Pochettino y Raúl González. El argentino siempre ha estado en las quinielas para entrenar al Real Madrid y, si no lo ha hecho ya, ha sido porque cuando se interesaron por él estaba dirigiendo al Tottenham y de allí es casi imposible salir. Pero ahora está sin equipo esperando, posiblemente, una llamada del club blanco. 

Y Raúl entrenará un día, más temprano que tarde, al Real Madrid. El actual técnico del Castilla es toda una institución en el club del Bernabéu y su llegada al primer equipo sería una forma de imitar el modelo Zidane, que entró como entrenador en el vestuario blanco después de dirigir al filial. 

En todo caso, la situación actual parece una copia de la que ya sucedió la pasada temporada. En aquel momento, el Madrid tenía 1 punto después de los 2 primeros partidos de la Champions y ya había perdido algún que otro partido en Liga. Sin embargo, los resultados comenzaron a llegar y el equipo se volvió imbatible hasta el mes de febrero. Después del confinamiento, apostó por la solidez defensiva y por aprovecharse de un Barça de circo, lo que le valió la consecución del título de Liga, el más meritorio de los últimos tiempos, según reconoció el propio Zidane. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP