17 de octubre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las innecesarias fotografías de María Teresa Campos en la Fundación Jiménez Díaz

María Teresa Campos podría recibir el alta en las próximas horas

María Teresa Campos podría recibir el alta en las próximas horas

Un fotógrafo logró burlar el control de seguridad del centro donde está ingresada María Teresa y la inmortalizó en silla de ruedas. Terelu y Carmen han pedido que no se publiquen las fotos.

Parece que algunos encuentran morboso ir al hospital a fotografiar a los enfermos. Esto es lo que le ha ocurrido a María Teresa Campos, ingresada en la Jiménez Díaz tras sufrir un ictus. Hace unos días, un fotógrafo logró burlar los controles de seguridad del centro médico e inmortalizó a la periodista, en silla de ruedas y con un parche en el ojo, mientras era trasladada a una habitación. Algo no hizo bien el paparazzi porque fue interceptado por los servicios de seguridad que, rápidamente, informaron a las hijas de la periodista sobre lo sucedido.

Carmen y Terelu han pedido a las revistas del corazón que no publiquen las imágenes de su madre. La respuesta obtenida ha sido positiva y los directores de las cabeceras rosas no van a comprar el material. Así las cosas, las hijas de la presentadora descansan tranquilas en este aspecto. Lo de robar fotos a la periodista en su peor momento ha sido un golpe bajo que ni ella ni sus hijas merecían, pues tanto Carmen como Terelu están siendo muy generosas en cuanto a atender a los medios. Por cierto, que María Teresa ya sabe que tendrá que hacer algunos ejercicios para recuperarse. De momento, ya ha empezado. Según ha explicado Terelu, se trata de mover los músculos de los ojos de una determinada manera para mejorar los problemas de visión que el ictus le ha causado.

Está previsto que hoy miércoles, si no hay cambios de última hora, María Teresa reciba el alta y vaya a su casa. Terelu Campos ha explicado que su madre se conformaría con quedarse como está ya que sabe que las consecuencias de la isquemia cerebral sufrida podrían haber sido más graves e, incluso, irreversibles. Gracias a dios, no ha sido el caso. De momento, la presentadora sigue firme en que nada se le diga a Bigote. Aunque se mostró contraria a su participación en Supervivientes, quiere que disfrute de la aventura que tantas ganas tenía de vivir. Otro gesto de su incuestionable generosidad. ¡Mucho ánimo! 

Comenta esta noticia
Update CMP