17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La temprana "huida" de Carmena a su casa en el día "más bonito" con Errejón

La foto electoral de Carmena y Errejón

La foto electoral de Carmena y Errejón

La alcaldesa exhibe músculo electoral mientras el cuerpo, maltrecho por sus caídas, se resiente tras un maratón televisivo y le lleva a protagonizar esta anécdota.

 

 

Manuela Carmena está potente, al menos según el CIS de Tezanos, pero su salud no está a la altura de sus expectativas electorales, que pasan por renovar en la alcaldía de la mano de un PSOE que mejorará la calidad de la alfombra roja municipal instalada ya en el Ayuntamiento para la legislatura extinta.

La lideresa de Más Madrid dio una muestra de su agotamiento en el pistoletazo de salida de las Elecciones Municipales que, según los sondeos, le dan la victoria en la capital y colocan en un hipotético gobierno autonómico de coalición a su nieto político, Íñigo Errejón, en coalición son el PSOE de Ángel Gabilondo -que sería presidente- y de los viejos camaradas de Podemos.

Carmena, que en las últimas 48 horas ha protagonizado un maratón televisivo en Mediaset, con el amor electoral declarado en directo incluso por Jorge Javier Vázquez -"Te voté y te votaré otra vez", dijo la estrella-, apenas pudo participar en el comienzo de dos semanas agotadoras de campaña que, por decisión de la Junta Electoral de última hora, incluirán su participación de debates televisivos que excluyen, no obstante, a su ahijado Errejón.

 

 

Mientras Más Madrid presentaba sus carteles y lemas oficiales, "Vota bonito" para Carmena y "Madrid con ganas" para Errejón, ambos citados con sus nombres de pila para ahondar en la familiaridad supuesta con el votante; Carmena apenas pudo estar en el acto hasta las 21h. Se marchó a su casa rauda, obviando aquellos tiempos en que hasta la medianoche y más allá un candidato permanecía al pie del cañón.

Muy recuperada de su caída recurrente de hace unos meses, que le dejó maltrecho el tobillo pero intacta su alianza con Errejón, su edad tampoco ayuda a sobrellevar esos tutes electorales. Pero en su entorno avisan de que, pese a las magulladuras, "su fuerza está intacta". Tiene quince días para demostrarlo. Y los suyos dicen que lo hará. A su manera.

Comenta esta noticia
Update CMP