16 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las llamas devoran Grecia en una espiral de incendios que lleva 49 muertos

Grecia está siendo devorada por el fuego.

Grecia está siendo devorada por el fuego.

España ha enviado dos aviones anfibios para ayudar a sofocar los fuegos, pero las fuertes rachas de viento están complicando mucho la tarea. Hay cientos de evacuados.



Protección Civil ha confirmado que al menos 49 personas han muerto en los incendios declarados en Grecia este lunes, tres de ellos cerca de la capital, Atenas, y que se mantienen fuera de control debido a los fuertes vientos.

Además, los fuegos han provocado 172 heridos, y Protección Civil ha advertido de que puede haber más víctimas mortales. Todos los fallecidos han sido hallados en el área comprendida entre el puerto de Rafina, a unos 30 kilómetros de Atenas, y Nea Makri, situada unos 10 kilómetros más al norte.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha adelantado su regreso a Grecia desde Bosnia-Herzegovina para gestionar la situación. Por su parte el ministro de Orden Público, Nikos Toskas, ha pedido precaución a los ciudadanos y ha sugerido que los incendios podrían haber sido provocados.

Centenares de bomberos continúan intentando controlar siete grandes incendios, pero las tareas se ven dificultadas por los fuertes vientos de hasta fuerza siete en la escala de Beaufort (entre 50 y 61 km/h).

Uno de ellos, originado a unos 50 kilómetros de Atenas, provocó la evacuación de tres pueblos donde redujo a cenizas decenas de casas y el cierre al tráfico durante 17 kilómetros de la autopista de Olympia, que conecta la capital con el Peloponeso, para evitar que queden conductores atrapados debido a que las llamas están muy cerca del asfalto.

El Gobierno español ha decidido enviar dos aviones a Grecia para colaborar en las tareas de extinción de los incendios forestales que están afectando al país.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha autorizado el despliegue de dos aviones anfibios Canadair para ayudar en las tareas de extinción, y los aparatos están ultimando los preparativos antes de su despegue.

Los aviones van a ser pilotados por miembros del Ejército del Aire, y cada uno de los aparatos tiene una capacidad de 5.500 litros, según ha informado el Ministerio que dirige Luis Planas.

Comenta esta noticia
Update CMP