San Vicente Ferrer, un símbolo en Manhattan

Imagen de San Vicente Ferrer en la iglesia de Nueva York.

Imagen de San Vicente Ferrer en la iglesia de Nueva York.

¿Sabíais que San Vicente Ferrer no está presente solo en iglesias valencianas, españolas y europeas? En el Upper East Side de Nueva York hay una iglesia dedicada al santo valenciano.

San Vicente Ferrer no está presente solo en iglesias valencianas, españolas y europeas. En el Upper East Side de Nueva York, uno de los barrios más selectos de Manhattan, los dominicos de Estados Unidos levantaron, en el siglo XIX, una iglesia dedicada al santo valenciano y patrón de la Comunitat. Está ubicada en la Avenida Lexington, esquina con la East 66th Street.

El templo neogótico, que los dominicos encargaron al arquitecto Bertram Goodhue, está considerado el segundo más hermoso del país por su arquitectura. Fue designado símbolo de la ciudad por la Comisión de Preservación de Monumentos Históricos en 1967. La iglesia tiene dos reliquias de San Vicente Ferrer y junto a la imagen del dominico, se puede observar la Senyera de Valencia, tierra natal del santo.

La iglesia es un punto de referencia inexcusable para todos los valencianos que tienen la oportunidad de viajar hasta Nueva York, especialmente ahora en el verano, porque ahí hay "un trozo de la Comunitat Valenciana". De hecho, se puede escuchar misa de lunes a viernes, a las 08:00 horas, a las 12:00 del mediodía y a las 18:00 horas de la tarde. Los sábados, a las 08:00 horas, y los domingos a las 08:00 horas, a las 09:00, a las 12:00 del mediodía y a las 18:00 horas de la tarde.

Horarios de la Iglesia San Vicente Ferrer de Nueva York

Popularidad de los dominicos en Nueva York

El origen de esta iglesia surgió de la "gran popularidad" que los frailes dominicos habían ganado entre los católicos de Nueva York, que propició que el cardenal John McCloskey, arzobispo de Nueva York y primer cardenal de Estados Unidos, les solicitara que se establecieran permanentemente en la ciudad con la fundación de una parroquia en el lado este de Manhattan.

Esta petición marca el nacimiento de la Parroquia San Vicente Ferrer. En un principio se construyó una capilla pequeña y, pocos meses después, fue colocada la primera piedra de una iglesia gótica que sería finalmente inaugurada en diciembre de 1879. Los dominicos encargaron el proyecto al arquitecto Bertram Goodhue, quien colaboró en la construcción de la Iglesia Episcopal de St. Thomas en la Quinta Avenida y la Capilla de cadetes de West Point.

Debido a la popularidad que alcanzó la Iglesia, en 1914 se decidió construir un templo mayor y, ya en 1915, ganó gran reputación en la ciudad por su belleza. Una vez terminado el edificio, se encargó a un grupo de arquitectos que seleccionara las 50 más bellas iglesias de EEUU y le dieron a la de San Vicente Ferrer el segundo lugar, tras la iglesia de Santo Tomás, que también fue una creación de Goodhue.

El interior del edificio, que conserva dos reliquias de San Vicente Ferrer (1350-1419), cuenta con grandes vidrieras de Charles Connick, el diseñador del rosetón de la Catedral de San Juan el Divino.

Interior de la Iglesia con sus vidrieras

Una iglesia popular entre actrices y la nobleza

Además de todo esto, la iglesia de San Vicente Ferrer de Nueva York es muy popular porque la popular actriz Grace Kelly acudía a misa allí de joven, dado el fervor que tenía al santo. Pero, también porque en ella contrajeron matrimonio el Príncipe Maximilian Nikolaus de Liechtenstein, y la panameña Ángela Gisela Brown.

 
 
Comenta esta noticia
Update CMP