31 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Revilla deja en evidencia a Sánchez y pide perdón por animar a acudir al 8M

MIguel Ángel Revilla con Bertín Osborne

MIguel Ángel Revilla con Bertín Osborne

El presidente de Cantabria volvió a sincerarse con Bertín Osborne y analizó con mucha crudeza la crisis sanitaria y económica que ha traído la pandemia: "No podemos entrar en pánico".

Miguel Ángel Revilla se coló de nuevo en la 'casa' televisiva de Bertín Osborne. Aunque más exactamente lo hizo desde el Parque Natural de Cabárceno, donde tuvo lugar la conversación entre el presentador y cantante con el presidente de Cantabria, que pasó revista pormenorizada a la crisis sanitaria y económica causada por el coronavirus, con críticas muy duras para la clase política y gobernante.

Revilla reconoció en 'Mi casa es la tuya' que el confinamiento le había dado mucho que pensar y reflexionó sobre cómo le había cambiado: "No he tenido miedo. Cuando te toque, te tocó. Lo que no podemos hacer es entrar en pánico, no ir a trabajar... si paramos la economía eso es peor. Hasta que salga la vacuna, nos toca convivir con él y hacer que la presión en los hospitales no sea mucha.

Entrando en el análisis de la pandemia, Miguel Ángel Revilla se mostró, en principio, comprensivo con el gobierno de Pedro Sánchez asegurando que lo vivido ante el coronavirus era una situación insólita. Sin embargo, para él hubo "un fallo terrorífico" en dicha gestión al comienzo de la pandemia.

 

"Deciden que en la pandemia desaparece el poder autonómico y se nombra un jefe de estado que era el Presidente del gobierno y el ministro de Sanidad. Se nos prohíbe que por nuestra cuenta comprásemos mascarillas, hidrogeles, etc (...) No sabían que no tenía ni competencia ni medios para ello. Fue un desastre, una locura. Menos mal que rectificaron y pudimos empezar a funcionar. Yo en diez días ya tenía no se cuántas mascarillas, el Banco Santander me consiguió respiradores... Si lo hubiera llevado el gobierno de España no sé cuántos hubieran muerto. Eso fue un fallo terrible", rememoró.

"¿Y lo del comité de expertos?" le preguntó Bertín. Revilla aseguró que debía ser "unos médicos pero no los hemos conocido". Y habló también sobre la manifestación del 8M, entonando el 'mea culpa' por haber animado a participar.

El mayor virus

Revilla aseguró que no fue consciente de lo que iba a ocurrir: "Yo he pedido perdón porque yo fui a esa manifestación y animé a la gente. Yo ese día podía haber cogido 20.000 dosis de coronavirus porque di 400 besos. Yo si lo llego a saber no lo habría hecho. Yo no lo sabía. Sabía lo que se leía en los periódicos. Yo estoy seguro que si Pedro Sánchez sabía lo que iba a venir hubiera dicho que no fuera nadie...", aseguraba.

Revilla aprovechó entonces para condenar a la clase política. No solo por la gestión del coronavirus, sino por la poca cooperación entre los partidos políticos para aprobar algo esencial para el país como lo son los presupuestos generales del Estado. "El mayor virus es el político. Tenemos a la peor clase política y más egoísta que yo he conocido", sentenció.

 

Comenta esta noticia