À Punt, modelo "desfasado" de televisión, según un pilar del acuerdo del Botànic

À punt

À punt

Se ha reducido un 75% la previsión de ingresos publicitarios para 2019, pese a que en 2018 tan solo obtuvieron 816.352 euros por este concepto

Incluso la exdiputada de Podemos Fabiola Meco comentaba en el programa Sociedad Valenciana de Juanma Domenech (dial 99.9) que el modelo de elección de la dirección del ente público À punt era "mejorable" y que Compromís no había acertado con un modelo de televisión "desfasado" y que no había calado entre la población por resultar poco "fresco".  Meco, pilar muy importante en las negociaciones del pacto del Botànic ( primera y segunda legislatura) rechazó la oferta de Gabriela Bravo para ocupar una plaza de secretaria autonómica en el Botànic 2 ya que prefirió retomar su actividad profesional como profesora Derecho Civil.

Esta es la explicación, o una de ellas, para que los valencianos sufraguen con sus impuestos un medio de comunicación que les cuesta 55 millones de euros al año y que, pese a todos los estudios de viabilidad no tiene 150 trabajadores, sino más de 500.

Tampoco ha escapado esta realidad al informe de la Sindicatura sobre las cuentas de À Punt en 2018, que ha resaltado "irregularidades" en contratación y personal y pide el cese de los consejeros por unos ingresos publicitarios de solo 816.352 euros, una cantidad que ronda el 20% de la previsión anual que estipula la ley de creación. 

Lejos de dimitir ni cesar a nadie el presidente de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC), Enrique Soriano, ha justificado los bajos ingresos por publicidad, ha admitido que las cuentas eran irreales, ha reducido la previsión de ingresos publicitarios para 2019 un 75% y ha mantenido que continuará en su puesto otros tres años. Olé.

Así las cosas, mientras la oposición despotrica de unas audiencias "irrisorias", para PSPV, Compromís y Podemos son suficientes las explicaciones de Soriano y  mantener en sus puestos al consejo rector, que renueva a dos de sus miembros, Marc Pallarés y Vicente Cutanda, e incorpora a Rosa Yagüe. Para el Botánico  los ingresos económicos son menos importantes que los "beneficios sociales" que genera la reapertura del ente público, pero no han preguntado si los que lo financiamos pensamos lo mismo.

Comenta esta noticia
Update CMP